SEGUIDORES, ¡Gracias por dejarme vuestro presente.

lunes, 3 de septiembre de 2012

Te digo

Por esa sangre navegable a veces
levan anclas sobre la mar de vida,
fluido vital, no estático que hierve
y eterniza su amor en la caricia.

Lo cruza un vendaval desesperado
como sombras insomnes de sus noches, 
avanzando en tinieblas se detienen
en brumas acunando en su calado.
El faro de tormentas se comparte
del amor que trajeron las estrellas,
sacudiendo sus naves barloventos
en naufragios de rayos y centellas.

No se teme a la vida en unos versos,
entristecen los réquiem de la muerte;
que asolan corazón y encogen alma
asumiendo un amor que sí se pierde. 

Te digo, es tiempo de atracar la nave
remando a sotavento sin ventisca,
evitando no encalle el sentimiento
¡que busca desahogarse entre la brisa!


Elisa en: "Don Anselmo"
2012





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu visita.
Cualquier comentario que hagas aquí, se valora y ayuda a mejorar el contenido del blog, sobre todo al buen uso de la Lengua.
Puedes escribir a mi correo personal: auslava@yahoo.es