SEGUIDORES, ¡Gracias por dejarme vuestro presente.

domingo, 9 de diciembre de 2012

Enigma y detalle...





Empieza a reflejarse el hombre en su anónimo
al verse en agua como niebla, vapor y hielo...
La luz, las otras de ciudad, son de ilusión.
La confusión es oscuridad y más sed
si rechaza su vínculo. Semilla y fuente.

La entraña de los espacios, su llaga abierta
y lo que ha de fluir llega desde su raíz...
-¡Qué lástima ser filo y arrancar estrellas
guardianes bendecidos de cuerpos celestes,
si imitamos cielos efímeros, terrenos,
ofreciendo tristes universos del mundo!

El hombre es tallo dador y se expande en vida
y en soledad, sostiene su ignominia en lo frágil,
porque para ser hijo de quien lo mantiene
debe erguirse con la palabra y ser espada,
procurándose un bien a cambio del dolor.
¿Destrozando la flor... y esparciendo su aroma?
¡No! Hizo inteligente almáciga en sus semillas.
...
La sabiduría nos la ha enseñado el río:
Desliza humilde cayendo desde la altura
sin sorprender jamás al sueño conquistado
ni al mar, cavidad abisal y recipiente.
¡Ay, no es fácil ser sol sin valorar las sombras
y menos, sombra sin que la descubra el sol!


alattkeva-12


1 comentario:

  1. Qué hermoso y profundo poema, Elisa. Has conseguido unir la lírica con la filosofía y la reflexión.

    Ay...esa espada que todo lo aniquila.

    Volvamos a la flor y a las estrellas como dadoras de vida y de calor...

    Te dejo un abrazo
    Ana

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita.
Cualquier comentario que hagas aquí, se valora y ayuda a mejorar el contenido del blog, sobre todo al buen uso de la Lengua.
Puedes escribir a mi correo personal: auslava@yahoo.es