SEGUIDORES, ¡Gracias por dejarme vuestro presente.

miércoles, 12 de abril de 2017

Mundo mío



¡Estoy aquí, mundo!
En un pasar de la carne por su fuego
bañada de entusiasmo.
Porque aún arde la vida
y se serena conmigo,
por estremecerme en el descanso
de mis tardes descaradas.
Dándome mullidos,
por pensamientos de añoranza,
que sueñan sus quimeras y me elevan
en un surtidor de optimismo irresistible.

¡Ah, con su encantada paciencia por servir,
pues ya se paga a la sierva... ¡La paciencia!

Mas, nos apacienta el tiempo
como ganado del Cosmos,
dándonos de su pasto espiritual
y, por no nutrir con amor tanto silencio,
se puede morir toda esperanza.
Pero seguimos empecinados
detrás de la efímera ducha
iluminándonos con farolillos, las tantas nadas de los ocasos.
¡Pero el sol sigue aún allí cada mañana!

Estoy aquí, mundo mío,
desplegando un abrazo sonriente,
con la vehemencia consciente
de llegar donde se ama,
abrigándome los hombros con celajes.
Sigo esperando, atareada entre mis cosas.


Australia Elisa Lattke Valencia

2 comentarios:

  1. Estoy aquí y espero, dice el protagonista de tus versos. Quizás como testigo o protagonista.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. La dualidad es necesaria. siempre se viven muchas vidas y recordar algunas no es bueno, porque temes volver. El mundo nos invita a que lo sea, porque es cambiable en ese tránsito, como un sorteo necesario en su "de oca en oca porque..." Somos ahora y estamos para dejar de ser pero seremos. Lo que cambia es el cometido, amigo mío. Algo que no aprendimos, que dejamos de hacer, que pasamos por alto, que se quedó a media. Completarse es perfeccionar este misterio que representa la existencia. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita.
Cualquier comentario que hagas aquí, se valora y ayuda a mejorar el contenido del blog, sobre todo al buen uso de la Lengua.
Puedes escribir a mi correo personal: auslava@yahoo.es