SEGUIDORES, ¡Gracias por dejarme vuestro presente.

miércoles, 15 de febrero de 2017

Pensamientos claros (texto para un monólogo)

Indolente y cansada, Carmen se dirige a la mesita de la sala, coge unos papeles que tiene encima; luego entra a la habitación y sale con dos grandes cojines que tira en el rincón, dejándose caer sobre ellos.  Por un rato se queda pensativa mirando hacia la ventana, donde duerme "Duende", su  gato. El sol inunda la sala y allí se siente muy a gusto. 
Coge los papeles y empieza a leer en voz alta:
...

"Intuyo el dilema y no me atormento por tener  que ser clara y transparente,
pero a veces una, es madre. Sobre todo es matriz antes, Un albergue de vida.
No sé si sobre la pavés de mi credulidad veo las cosas mejor de lo que se deja intuir en todo lo que se esconde; y queda descubierta la mentira, la que aún no entiendes. Una, que fue de esa redondez de antes, amada y querida, ¡madre sobre todo y en su después, cascarón abierto para otras vidas, sabe cómo sentir la tierra bajo los pies con la loza del cielo encima.
Pensando mucho más serena, no tienes escapatoria... ¡Tú no lo serás nunca!
...
(Sí sabes de la lectura que se deja para el mañana)
...
Para entonces, ya no me importará el sol de cada día, ni sabrás nunca cómo se sentía el forcejeo de la vida dentro, para que no ahogarte de una vez a besos, pero ya estás fuera y cuando nos mienten, todo el amor se tambalea, lo abortas con más dolor que cuando te parí.
Lo piensas. ¡Pero sabes nadar en este hoy de madurez y no puedes!
Cuando estás allí, dentro de la idea, eres frágil y delicada, aún así hay mucho amor, responsabilidad, sientes miedo al futuro que crees que no puedes con el...
Ya fuera, hay ilusión. ¡Se te llena la boca de arena, porque intuyes lo que atrapa de su oleaje!
Sé que es difícil formar un collar de lágrimas y atarte a la dura losa del tiempo y devolverte indemne tal como te traje al mundo... allí de donde has venido, al misterio de la vida.
Duro también es dar de comer a parte a quien te cambió el futuro  y te hizo daño, cincelando lo original, para hacerte a su manera y dominar tu mente. Necesitaba probar cómo dominar una ínfima parte de la masa, sirviendo a su retorcido placer leninista y con el, castigarte a la vez que disfrutaba. Te llevó a su Gulag interior.
(Pausa, Carmen respira hondo y toma de nuevo aire. "Duende" se ha bajado del alfeizar y se pone sobre su regazo y ésta sigue leyendo)
¡El olvido es un misterio en el mismo infierno!
Existe cuando ves la hipocresía del mundo,
estás como humillado ante el acerado corazón del perjuro.
Es difícil no ser tampoco agradecida. Sí por educación honrosa.
¡Una, no es de hielo, sí de cristal de roca, según la luz en sus vértices!
Y para llenarse de tiempo, semeja lo que no se siente; y da al canto rodado un valor de gema a quien no lo sabe, pero observa la roca y en ella se tropieza.
 Porque te ves en todos los reflejos de la memoria. Difícil sería volver a mirar las cosas que lo cambiaron todo, lo que afectó la salud y alteró a toda la familia, enfrentando a los hermanos, sospechando del pensamiento sensato, acusando a escondidas a una madre para complacer al depredador... El caos convirtió a todos en seres manipulados por un canalla, con más tablas que un puto maricón de cabaré... ¡Y debes sonreír como si nada hubiese pasado!
Sólo ves la doblez acomodada a la situación que le enseñó un canalla. Le robó los mejores años de su vida. La transformó en un maniquí de escaparate... ¡Pero por educación ante cualquier diablo, que sé inmoral, falso e indecente, le sonrío, aunque me vuelvan a doler las entrañas!
Ya no puedes ser la misma ante la mentira, ni con arreglo o la modificación de las cosas, que solo favorecen un compromiso inmoral, por haber un 'pacto de silencio'.
Seria inútil pensar, que mi ingenuidad natural no ha aprendido de los últimos tiempos, abriendo de golpe los ojos; ¡mientras tú, abrías los brazos para abrazar la falsedad hundiendo a tu madre!
Luego, entre uno y mil perdones miserables, está la ingenuidad que buscas para que te quieran... Pero no se hace por lástima y sí por corazón. Esa es la diferencia. Encima, das lecciones a la bondad y la decencia.... ¡La mía! Eso es Amor, no el que crees que te dan.
Será parte del terror que inculca y por no perder unos miserables privilegios... ¡Lo que hace que resistas en esa fingida tranquilidad acomodada,  que te mantendrá como prisionera,sin poder hacer nada, mientras no estés a su alcance o no te pierda de vista! Pero recuerda que no solo tú perdiste, perdimos todos por ese despertar tan despreciable.

(Alguien timbra a la puerta y Carmen se levanta
 del rincón del suelo,en donde permanece leyendo el guión. Sabe que debe aprendérselo todo -piensa que ya están los del teatro acosando, y se dirige a la puerta, la abre y es Alicia que viene a escucharla y corregir los tonos de voz.

(Título original: abortando palabras) oct/2011

Luz de invierno

...
Dentro del acuario
hay un reflejo de quien
se compara con el pez 
que alguna vez fue.

Estoy adentro del oleaje de la vida,
prisionera de mis sentimientos en silencio,
ellos me llevan a otra orilla
y son las lecciones del tiempo.

Voy a unos desolados párpados de tristeza.
¡Me perderé en remolinos de huracanes
con mi hojarasca de pensamientos!
Amo el agua porque nos anega
y, si me sumerjo en ella, será un sueño
de dicha celestial.

Bienaventurada la corriente interior que nos invade,
la que da vida a todo,
su grato recuerdo y su calma
en la sed de unos besos;
en el éxtasis amoroso de sus almas.
Fervor es la paciencia de sus océanos ante el barro.

La flor del verso,
es un 'te amo' desbordado,
un resplandor de luz de los inviernos
que enmudece por reposo.
Su reflejo es de los ojos del anhelo
y no hay razón de temer a los espejos
ni a los ojos que los miran.
Por eso se hace de lluvia cada día
como un renacer inmenso.

Por fin he aprendido a abrazar soles de promesas.

***
"Ranita" es: A. Elisa Lattke

Foto: Haciéndole una foto al acuario de uno de mis hijos.

Las tardes que contemplo

Imagen regalo (Twitter)

No temes respirar del aire que rodea,
pero sí inquieta seguir con el amor a cuestas.
Tanto, como la vida se hizo cuerpo de hombre, 
hijos e hijas. Descendencia.
Y, acaso, la soledad del agua llora ausencias
por ser raíz, lo mismo en que se fragua,
porque el tiempo se ha esfumado.

Por eso mismo se ignoran signos y señales,
se niega la verdad a quien la cuenta
y, a solas, temes a la flor y al ave,
incluso a la propia sangre
por ser partícula cósmica, constelada;
Te desmayas por dentro. Deseas morir,
no cometer un error, sentir miedo.
Acaso cuesta creer que somos para Dios
un puñado de barro entre sus manos.

¡Ay, sí que cuestan los momentos idos!
Pero estos otros, los de la experiencia
en los del mundo,
"¡más me valga!"
Pero nunca lo que se deja por el será perfecto,
porque se aprende a saber quién se ha equivocado.
Por favor, alma mía, ¡respira!

Australia Elisa Lattke Valencia

Acaso todo fuera

La imagen puede contener: gato
Imagen de Twitter (regalo de un amigo) 

Acaso todo fuera,
fácil y diferente, como el gato en la nieve
jugando con los copos.
Un trino de jilguero, la luna loma abajo,
rodando enamorada.

Acaso todo fuera, un carnaval de sueños;
con su baile de máscaras y brazos abrazados y bocas repintadas;
la fiesta con su danza, el ruido por las calles,
luciendo por las plazas, la dicha y su esperanza.

Acaso todo fuera...
Un sueño en este ocaso, con luces de bengala,
Buscando por la bruma, mi huella y tu pisada.
Acaso todo fuera, como decir... 'Me voy',
Estar conmigo y despedirme ya de todo-
Evitar estos sobresaltos de 'anuro' despistado
y cuidar más mi salud. La vida misma.

alattkeva
— en Madrid.

domingo, 12 de febrero de 2017

Si te parece...

Si te parece...
¡Ay, cómo pienso!
Pero te digo:
es que preciso la melodía
con su soporte donde cabalga
dando sentido a la poesía.
Si te parece, va sin medida,
pero la pienso, ¡y más me vale!
...Los bellos trinos por la floresta,
en esas aves surcando el viento
como sus cantos que son orquesta.
y me imagino, febril aliento;
la primavera que ya se esperan
con sus polluelos, porque apeteceb
esa locura hecha de sueños,
con sus presagios y las presencias,b
por estos versos cuando amanece.b
¡Ay, cuánta ausencia!
Así soy yo...
Veo las espigas de los trigales
o las ramas de la floresta,
cuelgo mi rima que va sin metro,
con sus palabras sin los rituales,
sin la medida,
pero marchosas y muy cabales.
¡Ay,  los excesos de la homofonía!,b
pero lo pienso y me sonrío
con estos versos de mi albedrío,
 libres en sintonía.
Amigos míos, yo no lo digo,
habla el poema, croan las ranas,
por esos bosques del pensamiento,
bailan los duendes y en su jolgorio,
danzan y duermen mis sentimientos.


Australia Elisa Lattke Valencia

viernes, 10 de febrero de 2017

La ideas van y vienen


Se masca la palabra y entretiene como un chicle.


Escribimos y es mejor no decir nada.
Respirar paz,  esnifar los anhelos,
meditar la tristeza y, si hay dudas,
presuponer cómo son las cosas intangibles, 
alborotando la nada y despeinarse.

Seguir a las palabras con la mirada,
ver cómo se posan en su vuelo
desparramando ideas generales.
En cualquier soporte se ponen y si hay peana, mejor.
Están encantadas con público delante.
Abstractas, altivas, seguras, encriptadas
románticas, excitadas, persuasivas, ladinas y enredadoras.
Es bueno permanecer callados mirándolas,
mientras se buscan unas a otras
sin reconocer a su dueño.

Algunas son más que un verso. ¡Ligonas!
Otras, auténticas, llevan rumor de caricias.
Se las nota trémulas. Húmedas, sobonas, deseosas.
Hay demasiados sentimientos dispersos.
Los hay que se despluman
y salen del armario. 
 -Nos hacemos cargo
En cada ser humano hay demasiados poemas 
hechos de suspiros.
Otros divagan, razonando la existencia,
envolviendo su tiempo de almanaque.
¡Lloran y babean!
Y, algunos versos cojos no llevan garrota
¡Quién los lee o los ve!

Todo cuanto expresamos, habla de nosotros.
Demasiadas ilusiones están sujetas a la brevedad de los años.
Todavía callan los expertos que no corrigen ni comentan.
Deberían. 
Prefieren la crítica de lejitos o reír un rato con el neófito.

El tiempo medita corriendo
y nunca tropieza, 
carga las pilas mientras vuela.
Los pensamientos se editan, venden, alquilan, 
se plagian, borran, queman, se echan en un cajón y se olvidan;
pero sabe el tiempo quien lo entretiene con su locura transitoria.
Quien se ilusiona coleccionando antologías
y quien no lo tiene por pendejo.

La risa se contiene con sonrisas
cuando sabe percibir los fracasos,
ríe a carcajadas.
Es que, la necesidad se habita a sí misma, 
y la timidez juega al veo veo...
¡Y no ve nada!

Quienes leen se acompaña de su soledad
¡y se acuesta a las tantas con ella!
Escribe para nada.
El deseo, para variar, teje un jersey con ovillejos de lana.
La sintaxis, se mira mucho al espejo
y teme hacer el ridículo, pero es original.

El diccionario es el ratón colorado del escritor malo.
Verbos que enseñan sus conjugaciones al aire y sin pudor,
se asoman curiosos por todas partes.
Todo está presente en la pregunta y lo contrario.

Los fastasmas rondan.
Asedia el temor de no estar vivos,
y surge una esperanza...
¡Croa la vida por los juncos,
ríen los duendes y hay magia!
El humor tiene sueño.


alattkeva