SEGUIDORES, ¡Gracias por dejarme vuestro presente.

martes, 16 de junio de 2009

De mi agonía



No busco nada, Amor, en estos vuelos
dejándome dolor junto a la lágrima;
por las ondas viajeras de suspiros,
navegantes en los versos de mi alma.

No busco nada Amor si ya te tengo
en el pecho que siente tu latido,
cuando gime un recuerdo que se adora
devolviéndose en ecos del silbido.

Somos aves de sueños que marcharon
a diferentes puntos del planeta;
entreteniendo vuelo programado
en la siembra del paso de un cometa.

Somos parte en la vida de acogida
a este lado en misterios siderales,
aprendiendo lecciones en las sombras
que valoran la luz de sus anales.

No busco nada, Amor, te pretendía;
surgiendo del ayer de mis cenizas,
y no en la altiva pupila de la ira,
o en el azote ardiente de la brisa.

Tú eres del Padre y de la Diosa madre,
del hermano barro, agua, fuego y aire;
eres mi libertad, mi quemadura
del ácimo pan y vino de mi cáliz.


A. Elisa Lattke V.
junio de 2009

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu visita.
Cualquier comentario que hagas aquí, se valora y ayuda a mejorar el contenido del blog, sobre todo al buen uso de la Lengua.
Puedes escribir a mi correo personal: auslava@yahoo.es