SEGUIDORES, ¡Gracias por dejarme vuestro presente.

domingo, 18 de abril de 2010

Culpable del cerco de la luna

 Andrea Griminelli plays the "Dance of the blessed spirits" from Orpheus and Euridice of Gluck





Culpable, sí, de luz que a mí me guía
y del agua potable de mis versos,
de oquedad en que guardo mis palabras
para saciar tu sed con todos ellos.


De esta forma de ser, pues soy del aire
y del fuego en el viento que me lleva
a que halles un enigma en las azules,
miradas de tu ayer, la historia ciega.


Torpeza fui del vendaval infame
calló tu voz y se apagó su fuego.
¡Soy culpable del cerco de la luna
y también de las lágrimas y el beso!


Culpable de acecharte cada noche,
y de buscarte por mis sienes y tejado;
culpable soy de morirme a cada rato 
en sombras de obsesión por mi pecado.


Mientras, las manos buscan su locura
encendiendo palabras por mis dedos;
me regalan mil poemas de amor 
para la rosa de carne de tus celos.


Elisa 

2 comentarios:

  1. Hola, Elisa, Ranita linda, la "Dance of the blessed spirits" me acompañó durante mi viaje subacuático. Cómo he disfrutado cada uno de tus poemas. "Culpable del cerco de la Luna" ha sido uno de mis favoritos. Pero, a medida que seguía "buceando" en tu charca, iba pensando "wow! este también es mi favorito...) Ah, por supuesto, me encantó el microcuento infantil. Pirra... ¡qué nombre para una hormiga! jajaja! Muy lindo! Muchas gracias por compartir tu mundo!!! Un beso espejiano. Alicia (Alenka)

    ResponderEliminar
  2. Querida AlenKa, sumergirnos con el alma en el alma del Todo, es hallarnos en la misma agua que sostiene la vida, donde el Amor flota y nunca haremos daño y sí un bien a quienes nos leen; pero hay algo mejor y mágico, es que el bien que produce y nos produce es parte de la esperanza en quienes aún no creen que éste exista en el mundo. Por eso debemos estar orgulloso, los que pensamos con el corazón que, el único sentido práctico del vivir, es sentir que Dios habita dentro para ser felices, cuando no lo tenemos no podemos generar esperanza a los que están alrededor de nosotros. Sigamos en el mundo de los sueños, aunque tropecemos con los pies en el suelo. Un abrazo desde la charca y gracias por 'bucear por aquí.

    Te besa una humilde rana Azul. Pero no oses besarme, no sea que... ¡y la armemos! ¡Jajajaja!

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita.
Cualquier comentario que hagas aquí, se valora y ayuda a mejorar el contenido del blog, sobre todo al buen uso de la Lengua.
Puedes escribir a mi correo personal: auslava@yahoo.es