SEGUIDORES, ¡Gracias por dejarme vuestro presente.

martes, 11 de enero de 2011

Ecos de un vuelo

 Tenía el gusto de la noche y olía a tiempo revuelto.
Ondeaba por su cabeza  un enjambre de luceros,
dos arreboles de tardes se ponían en sus mejillas
 en su mirada ambarina  gozaba la luz, ¡mecíace!
Para enseñarme sonrisas de labios sin pesadillas.

Hablaba poco, mirábame, mirábame estremecida
y sus manos me pedían enredarse con las mías;
lloróme dentro, lloróme, sin pronunciar más palabras,
queriendo que adivinara  la luz que en su pecho había
Díjome trémula y asustada: 
¡Si por quererte yo tanto
pareces que fueras mía!

Elisa en: "El Ruiseñor"
2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu visita.
Cualquier comentario que hagas aquí, se valora y ayuda a mejorar el contenido del blog, sobre todo al buen uso de la Lengua.
Puedes escribir a mi correo personal: auslava@yahoo.es