SEGUIDORES, ¡Gracias por dejarme vuestro presente.

lunes, 24 de octubre de 2011

Luz zodiacal

Esa gana de huir de nosotros mismos es sospechosa, 
es mejor acercarse y saber la causa; 
puede que necesitemos abrazarnos.
(alattkeva)


¡Ah, y ahora que interpretas mi aliento,
ahora que  me retas con palabras
dejando en el aire su sustancia,
te haces verbo conjugando presentes
y entierras futuros sin arrogancia!

Cómo se puede desafiar al deseo,
convocándolo...
en la luz zodiacal
Cómo no ser del aire sutil
que respiramos
sin dejar de inhalar el germen del libido;
demostrando que se tiene cuerpo
no desprovisto de feromonas,
¡y ellas, pululando sin vacuna!

¡Ah, y cómo interpretas mi aliento,
ahora que me retas con palabras
dejando en el aire... su sustancia,
te haces verbo conjugando presentes
y escribes futuros, llenando mi estancia.

Por qué no me das el modo subjuntivo
y le ponemos más sintaxis a la rima
consiguiendo secuencias si hace falta,
que coordinen el aliento, ¡si ella va viva!

Al expresar mi sentir
que se combina sincronizando mi poema,
llevo este donaire mío que te gusta,
alzado,
variopinto,
locuaz,
desabrochado...
Enseñando... descocadas sutilizas
y me atrevo a decir, desmesuradas
avivando un juego entretenido
con 'gramática parda' de andanada.

A ver, cómo se puede decir más con la palabra
escurriendo el bulto sin mirarnos.
Aquí donde me ves soy Capricornio
y, aunque mis cuartos delanteros pisen firme,
sigo siendo del mar cuando hace falta.


Elisa

Luz zodiacal


  

4 comentarios:

  1. Muy ingenioso poema, me ha encantado.
    Y sin vacuna, y los virus sueltos por ahí jaja.
    Besos, querida Elisa, muy buena semana

    ResponderEliminar
  2. Hola Elisa, llegue por recomendacion del querido Julio, me gusta tu espacio.UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  3. Se nota que eres Capricornio, por la oratoria y locuacidad de lo expresado.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Un beso.
    Es tiempo de contestar y de comentar, porque este ser mío se refugia en estas palabras de barro hasta que el se seca y siente de nuevo sed... Soy descortés pero no por falta de delicadeza con los amigos, es que paso esos momentos de nostalgia que ni las palabras lo pueden describir como son. Lo mío es de años pero lo llevo bien guardado hasta que vence y me dedico a otras cosas, para no caer.

    Gracias.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita.
Cualquier comentario que hagas aquí, se valora y ayuda a mejorar el contenido del blog, sobre todo al buen uso de la Lengua.
Puedes escribir a mi correo personal: auslava@yahoo.es