SEGUIDORES, ¡Gracias por dejarme vuestro presente.

miércoles, 2 de octubre de 2013

Intérprete de texto



Cada vez el alma me domina
y se queda en lo sentido
haciéndose del sosiego de mis sienes.
Cada vez el palabrerío ensordece  y confunde, me cuenta de la vida algo que no sabía sin sobresaltos ni presencias. Sólo escuchas.
Muy lejos, acaso dentro de mí misma, observas...y callas.
Se puede contar o imaginar
cómo todos vemos el mundo
y cómo  es nuestra mente, tan dada a los sentimientos y al 'boca a boca' de todo acertijo dominante si queremos. Como al "libre pensamiento" -Si se piensa.
Transeúntes de la palabra olfateada en el viento, somos todos.
Ascéticos pensantes que no asépticos porque no hay guantes para coger las ideas y entenderlas. A veces ni las propias por no extraerlas del "yo".
Quizá sea la brisa matutina que pasa por la memoria y suelta lo suyo...
Puede que se sienta atraída a la espera de penetrar la hondura verdadera.
O, es posible que cada cual busque sus intereses y las pase por alto
Como el juego de las adivinaciones las palabras como las ideas no quieren calabozos,
ni corazones que callen cuando ellas son libres y desean expresar emociones o sentimientos. ¡Pero las palabras sollozan encerradas en la memoria!
Las cosas que decimos, las cosas que contamos y las que nos cuentan,
las misiones que ellas tienen y su amor cierto y sus sueños a la deriva.
Y,  ¿la nada de sus nadas qué? Pero hay algo en todo ello que no convence, salvo a quien lo sabe y a quien las corrompe o prostituye y se aplaude la maldita gracia.
Cada vez interrogo a su mansedumbre indignada y se pone todo el alfabeto en fila, me dan escalofríos verla tal como se quedan en quien las escoge y cree que ellas se brindan al contubernio por gusto y que no tienen dignidad, que están ahí para ser lo que son, un medio en manos del que puede y tiene poder para expresarlas. Las palabras padecen terror por ser manipuladas, extraídas de otros textos ajenos, manoseadas por mil formas y son víctimas de cualquier pensamiento, reas de las injusticias, acicate del terror argumentos de sinvergüenzas, corruptos y canallas o mujerzuelas de la calle que se venden por  dos palabras de amor...
Y se las señala como algo vulgar y fuera del texto y de la vida misma y están laxas y como muertas asqueadas de quien las usa mal y con ellas se defiende de u estupidez pero no tienen la culpa. Están siempre en la boca de todos y en la calle de un lado para otro en boca de todo el mundo...
No todas vienen de los adentros si traen soluciones a los seres pensantes que las razonan o a los textos escritos. Algunas se roban y no se rebelan contra su ratero de poca monta. -¿Qué sienten en muchos casos?... ¡Dolor y asco por verse sin su autor y sin comillas.
Puse mis labios a beber de ese lenguaje
a sorber lo prohibido, lo que ellas no quieren que hagamos
mientras pasan y pasaban por mi mente se las llevaban...
¿Se las lleva quién?
Los mismos de cada día, las voces reclamantes, las dueñas de sus hechos. Unas, porque suenan bien, otras porque son bonitas, algunas por ser raras y otras porque cuadran por sus sonidos donde se quedan rimando y se olvidan de su dueño. Algunas están orgullosas de estar entre los mejores premios literarios.
¡Y todas van bien calladas, no sueltan prenda!, como los corderos, ajenas al texto y hasta en el contexto, mudas, dóciles, limitadas, temerosas, y algunas postergadas de su verdadero lugar cuando las vieron tan bien puestas, pero se aguantan; millones de ellas gritarían, huirían, se darían un tiro por  imbéciles o escogidas a dedo contra su voluntad; se esconderían en el diccionario si fuese posible, se atarían al faldón de su madre Lengua, y se resistirían al ripio halagador de los imbéciles! Pero no pueden hacer otra cosa que aguantarse y se usan por su propios intereses para lo incoherente "porque hacen juego"; o las encriptan para que sean herméticas, asépticas, estúpidas... o, ¡Inútiles!

-¿Entonces, de qué crees que van llenas? ...
¡De belleza real si su texto lo merece! ...De halagos represores que confunden pero obedecen por instar al culto de la historia espuria, pero las pagan; o se sienten amenazadas si las descubren en las Lengua...muertas y si las amenaza, se callan las cobardes.
 -Lo saben quienes las utilizan?
No, obedecen a su pensamiento y son como esclavas de su "libre albedrío"...Sus voces callan y cuando hablan ya es demasiado tarde para cerrar ls bocas que las pronuncian. Toda lengua en sus respectivas Lenguas obra "por defecto", dicen.


A. Elisa Lattke V.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu visita.
Cualquier comentario que hagas aquí, se valora y ayuda a mejorar el contenido del blog, sobre todo al buen uso de la Lengua.
Puedes escribir a mi correo personal: auslava@yahoo.es