SEGUIDORES, ¡Gracias por dejarme vuestro presente.

domingo, 26 de octubre de 2014

Cuando miro la luna...

¡Tan breve la estancia 
tan larga la noche,
tan triste la muerte
tan poca la vida!



En las huellas de las horas
siempre caminas;
con pasos al futuro,
pues ellos animan.
Y en la sangre se impulsa
a más de un vuelo,
mas, persiste otro sueño
que lleva a un cielo.

En las noches de luna
pides abrazos,
acariciar estrellas
haciendo trazos...
Dibujando los ojitos
que aún me miran,
me quieren de su rostro
¡sentirse, niña!
a. Elisa Lattke v.

2 comentarios:

  1. La noche y la luna producen esta magia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Mirar la luna tiene algo más que dulce poesía, también nos obliga a reflexionar sobre la vida.
    Un abrazo querida poeta.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita.
Cualquier comentario que hagas aquí, se valora y ayuda a mejorar el contenido del blog, sobre todo al buen uso de la Lengua.
Puedes escribir a mi correo personal: auslava@yahoo.es