SEGUIDORES, ¡Gracias por dejarme vuestro presente.

miércoles, 1 de abril de 2015

Cuento de un atardecer



Un pensamiento propio, es a veces como una sospecha encubierta entre la sombra de Caín y Abel y la quijada de un asno. ¡Quién se lo cree!... "¿De dónde ha salido?" "¡Hay que investigarlo!" "Cómo saber que es auténico?"

Siempre es lo que se pretede hacer creer, ¡pero quien se lo cree! El daño está hecho. ¿Lo saben quienes se empeñan en tumbar las ilusiones de muchos que les gusta escribir, pero se van convirtiendo en mediocres porque no tienen más salida que los foros o su infeliz blog o bitácora.

Un pensamiento propio está lleno de sueños y suspiros y algunas lágrimas. Sabe en lo que se apoya para extraer la esencia de lo que se regala a sí mismo. A veces surge de un bosque encantado y cuesta trabajo que se le reconozca como lo que es: Original.

Un pensamiento propio, no es un aforismo, ni un proverbio importante que todos leen con admiración, escogiéndolo como ejemplo, porque es o fue de un gran personaje; o por tener entidad su autor se recordará su enseñanza y puede servir de cita y ejemplo, resaltando el contenido de un escrito. Un pensamiento de cualquiera no se le da importancia que se quiera, pero más si es de alguien conocido; pero siendo "genial" ya no tiene mucha importancia y se duda del 'escriba'. Si, no tiene nada que lo haga especial para que destaque a su autor, tampoco se fijarán en el si no es ya famoso. Acaso se podrá comentar que "tuvo una idea brillante" y nada más. A lo sumo se convierte en sospechoso y su autor en un plagiador.

Es inquietante, pero el pobre infeliz aunque no se dé por aludido pierde la costumbre de tener cabeza. Se vuelve receloso del entorno en que se mueve. Lo tratan de oscuro e incierto o, por ser relamido puede molestar. No es bueno para quien empieza que le rompan en un momento dado sus ilusiones, se carguen cualquier posibilidad o ilusión que tuviese más adelante y, siendo la víctima de una ahabladuría, hagan de la sospecha un malvado bulo por maldad. Marcan al autor. Aunque no lo pretenda, puede resultar molesto y lo desafían públicamente, si no hallan la forma de saber cómo desacreditarlo, porque sólo es de quien lo ha escrito. Pero se lo echan a la cara: "Eh, tú, eso no es tuyo, cómo se te ha ocurrido algo así, para mí es imposible que se te ocurriera; es pocible que lo leyeses en algún lado y lo olvidases, tec."

Un pensamiento real, auténtico, original, está hecho de la esencia del ser que los razona. Es alma de siglos y sabe que sólo es un puñado de palabras pretenciosas, pero no sabe cómo se iluminó dentro de su ser...Llega a temer al lector que lo niega como suyo y quizá por eso se pierden auténticos escritores originales y muchos futuros de gente con valía, porque no está acostumbrado a figurar a menudo en medios literarios de poca monta y con gente que no lo comprende o duda de su originalidad.

Lo bueno es que es honesto y el dichoso pensamiento, idea, tema, texto, etc., pertenece a su ser pensante que no tiene nada a su favor y sí, su propia existencia y experiencia de vida. Esa es su única verdad y no hay otra... ¡Quien lo crea o no allá lo que piense! Pero a mí me han hecho muvho daño en este aspecto. Os aseguro que algunos ya no son míos, porque no les doy la importancia. en mi propia narices he visto cómo me han plagiado poemas y me he callado. Un blog o bitácora no es el soporte que necesité cuando empecé esta marcha. Me arrepiento por haber perdido tanto tiempo en los foros. Ya no tiene importancia, más que para quien los escribió. Tampoco cayeron en el sitio adecuado para dejarlos si no están 'bautizados' en el texto que se sube por alguien que sabe."...-Me lo dijo alquien que me estima y le da rabia que no me preocupase por las cosillas que hago. No tengo ambiciones, sigo jugando y es divertida esta terapia, aunque al otro lado se piense lo contrario. ¡A mis años ya no me importa, pues cuando empecé menos, jugaba!

"Los pensamientos son como churros", me decía una buena amiga hace poco, sólo que sí ha sabido cuidar sus gabetas del tiempo. Y pasan millones de ideas cada día como extraídas de la nada, los tenemos a diario todos nosotros. Pero se hacen invisibles entre un montón de palabras escritas si no tienen hábitos de tertulia y convocatoria o, no forman parte de la comidilla de amistades sin maestro de filología y de métrica, que realmente enseñe a ver los errores que se cometen con la lengua, pero precisamente las buenas ideas son como las perlas en su caparazón, o las esmeraldas en medio de las minas. Así que las ideas aunque vayan iluminadas se esfuman en el éter de sus nadas. Nadie las ve y si las ven los acallan o dan otras ideas cambiando las palabras ésos que les gusta plagiar. Sin registro de autoría nadie valora a los mediocres escribidores. Es cómo cabalgar en el silencio de las olas o creerse que tienes una idea constelada de blanca espuma y, como una reina, caminas por la alfombra de la noche, hacia el lecho de la amante popularidad, sólo que siempre camino hacia donde todo acaba en punto final.

Un pensamiento propio, es la voz de todo lo desaparecido e inocente, un juego que acaricia con sonidos conceptos e ideas escritos. Hay sentimientos hechos de amor que no necesitan ser entendido, son como cálidos rayos de luz solar en un bloque de hielo... ¡lo derriten!. Algunos han conocido el Amor y se mecen felices en la nostalgia ¡para que la fama del mundo, si el mundo es ya un sueño conseguido en cada latido de vida. Se sienten a gusto

Algunos son muy buenos y se corrigen en medio de barbaridades y verdaderos ripios, pero algo bueno se puede hacer con ellos y, esa es y será su gloria. No piden nada más que soñar con las palabras del sentimiento que los cubren. ¿Quién nos asevera lo contrario? Y amé mucho más. Era una prueba que me costó entenderla, pero no era de este mundo. Eso ya puede interpretarse como se quiera. También es un pensamiento con experiencia propia.

alattkeva
 *alattkeva

2 comentarios:

  1. Ya quedan pocas personas con "pensamientos propios"
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Originalidad ¿realmente existe?. Creo que no. En el fondo todos escribimos de lo mismo, usamos similares pigmentos, creamos o recreamos similares paisajes o flores tantas veces copiados y pintados, que por conocidos resultan "de moda", Recuerdo el cuadro de las africanas que se vendía en todas las exposiciones, talleres, salas de arte. Y en los blog cuando a todos se les ocurre la idea de escribir del mismo tópico con más o menos exageración utilizando similares recursos literarios.

    Hablas de plagio y hablas de un hecho que es consecuencia de la mediocridad que rodea. No comparto el que nada hayas realizado por defender tus pensamientos. Son tuyos Elisa. ¿Acaso no has pensado que esa idea, que ese verso, que ese poema llegó a ti porque eres una elegida por un algo desconocido?. Soy una convencida que la creación algo o mucho de mágico tiene. Ese punto que nos conecta a un universo paralelo, a una visión distinta, solo es un regalo y una responsabilidad para los que fueron elegidos para entrar y rescatar alguna forma, alguna palabra, alguna idea. No olvides nunca que tu don también tiene un pago y ese es tu responsabilidad en cuidarlo y darle vida.

    Un pensamiento propio nace de la experiencia personal, de ese atravesar lo visible para cruzar del otro lado de la realidad y rescatar un algo, un olor, un sabor, un sonido, una emoción, un latido, un algo indefinido; pero que nos eleva a todo aquel que tiene la llave mágica a recibirlo y acunarlo como niño recién nacido. Alguien dijo, que nada se ha dicho que no haya dicho antes. Voltaire dijo: La originalidad no es nada más que una imitación juiciosa. Los escritores más originales tomaron prestado unos de otros”. Rodin dijo “No invento nada. Yo redescubro”; pero me quedo con:
    “Los poetas inmaduros imitan, los poetas maduros roban, los poetas malos desfiguran lo que toman y los buenos poetas lo convierten en algo mejor o al menos diferente” –T.S. Eliot .

    Este tema tiene demasiadas aristas y ya mi comentario es demasiado extenso. Solo te repito. Defiende lo tuyo poeta.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita.
Cualquier comentario que hagas aquí, se valora y ayuda a mejorar el contenido del blog, sobre todo al buen uso de la Lengua.
Puedes escribir a mi correo personal: auslava@yahoo.es