SEGUIDORES, ¡Gracias por dejarme vuestro presente.

sábado, 20 de junio de 2009

Soledades surrealistas


Hoy me acompañan estas cosas mías, objetos a los que les tengo apego sin ser importantes. Cuando elucubro con otros pensamientos surge esa dicotomía extraña, dos lugares de un mismo pensar diferenciado. como sur y norte, tierra y agua o mar y cielo. Estas cosas mías son así mientras piso la tierra añorando siempre un algo que dejé en alguna parte... Allá, deseando volver para sentirme un ser vivo en otro mundo, algo. Acá, ¿algo de qué, para qué y el por qué? Surgen los pensamientos como el humo de un cigarrro apagado. Combustión de la vida, porque para que yo exista debo ser parte de la misma, dándoseme un sueño tantas veces como lo necesite... ¡Cuántas!


Busco caminos que he trazado para saber del alma, la que se lamenta de no hallarme serena a su vuelta, acaso sepa dónde debo buscar cuando vuelva de nuevo. ¡Quién está seguro de sentirse equilibrado, feliz con lo que tiene y sereno, habiéndose encontrado? ¡Y plenamente maduro!
Comparece mi memoria garrapateando sombras con el grafito de mis sentimientos, escribiendo renglones torcidos, criaturas de pensamientos que me miran preocupados. Lunas rotas que se dibujan sobre el agua de mi charca mental, multiplicándose. Caminos trazados, porque lo son y ella, mi alma lo sabe. Espíritu inmaterial de energía y de mi conocimiento.
Y, en esa espesura de sueños imaginados -¿Imaginados?-, diviso una llanura de ideas como espigas madurando; entonces dejo que las ideas se suelten, que galopen, que se hinchen al viento, heridas por este yugo de lo inmaterial que aprisiona los ratos... Sólo por ratos de tristeza, desesperanza, nostalgia de mi hogaza con agua, otra qu eyo sé. Y, de nuevo despierto para sentir que aún pertenezco a un sueño que no me pertenece. Que me bebo mi propio cáliz porque no lo comparto aún con todo aquello que puede ser mi equilibrio real y permanente.

El enigma de cada cual es un enorme gigante al que hay que robarle el corazón. Siempre se queda dormido en el filo de un pensamiento, que quiere ser parte de dos mundos; pero no sabe de que lado puede levantarse cualquier día, para creer que sigue vivo y ha soñado o siempre es un sueño donde no existe la tristeza. La Vida es una carrera de relevos obstáculos y aún sigo en ella.

Un disparate se puede decir en cualquier momento, acabo de hacerlo, pero también borrarse en otro. Necesito que estas cosas mías me acompañen en este sur sin norte, en este mar sin cielo, en esta tierra sin agua, porque la Vida es sólo lo que cada uno ve y aún se resiste a creer que forma parte de ese algo, por la extraña forma de sentirse en el mundo... ¿Qué mundo? ¿Existo? ¿Soy ese algo o alguien que lo quiso ser?
Hoy he sentido deseos de tocarme para saber si estaba en mí, algo debe faltarme porque no lo he conseguido. El amor siempre llega antes a la meta... ¡Me faltan muchas vueltas!


alattkeva-09

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu visita.
Cualquier comentario que hagas aquí, se valora y ayuda a mejorar el contenido del blog, sobre todo al buen uso de la Lengua.
Puedes escribir a mi correo personal: auslava@yahoo.es