SEGUIDORES, ¡Gracias por dejarme vuestro presente.

domingo, 21 de febrero de 2010

En lo profundo de mí


En lo profundo de mí he dejado una puerta abierta
y un corazón girando por mi cerebro;
de pronto quiero conocerte nada más
para dejar de imaginar solamente
que es el aire el que me trae la memoria.
Que en lo profundo de mí se ha dormido algún secreto,
dejando su puerta abierta por donde pasa mi ingenio.
...
-¡Oh qué tiempos de estalactitas
que me acompañan de nuevo...
y yo, dormida en mi cueva
piso mis sueños profundos
de este lado del recuerdo!

-Oh amor, dónde andas
por este espacio del sueño,
que hoy quise acariciarte
y sólo me abracé a las rocas
que cobijaban mi cuerpo.-

Estaba dentro de ti,
era fuente que manaba
y la luna se tiñó de negra noche
y no estabas allí para quererte;
... el mar estaba muy lejos...
y, en aquel lugar no extraño se sentía un latido
que desbordaban las furias de todos mis pensamientos...
¡Y eras tú quien estabas,
... fría roca donde me adhiero,
sublimabas de la herida el dolor
de sal por todo tu cuerpo!

Necesito hacerme de helechos, que renazca mi cuerpo,
ser orquídea y mis raíces que anuden al árbol del sentimiento;
parásito vegetal reviviendo a la luz de tronco nuevo.
Que la palabra me ensalme con la magia del insecto,
que me alimente de polen que se halla en todos mis versos.
Pero seré sueño de musgo, un sueño de helecho,
un sueño de hambre que me cubrirá de besos.
Y que la sed del agua..., tu sal, vuelve inundarme mi pecho
en esta cueva profunda donde lloro y te siento;
donde me trae el viento tu aroma
que esparce por mi cerebro.

¡Oh, qué tiempos de estalactitas
que me acompañan de nuevo
y yo, dormida aún en la cueva
pisando sueños profundos
de este lado del recuerdo!


A. Elisa Lattke V.

®2008

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu visita.
Cualquier comentario que hagas aquí, se valora y ayuda a mejorar el contenido del blog, sobre todo al buen uso de la Lengua.
Puedes escribir a mi correo personal: auslava@yahoo.es