SEGUIDORES, ¡Gracias por dejarme vuestro presente.

viernes, 23 de noviembre de 2012

I- Despertar de la consciencia (Sombras de media noche)

I
Clicar: *Despertar de la consciencia:

Reflexión: Una idea ambiciosa y visionaria acierta ser centro de su luz, sabe cómo desafiar la efímera realidad de los débiles. Los convence.
Comprueba desde su atalaya como alimentar sus vacíos viendo cómo viven en sus sombras y los deslumbra; y, arrastrándolos, los atrapa como polillas mientras luce encendida, La idea sabe o supo cómo destruir sus ambiciones y ganar más energía,
consiguiendo así brillar con su ayuda.
No es fácil desprenderse de las sombras, si no enciendes la propia luz.(aelv)
...

Veo muy claro este tiempo mío y no me engaño. He sido viajera en la Luz del Espíritu
y mis ojos por mucho tiempo han leído quimeras en hileras de renglones, pero también servido a la depredadora ambición de los tumultos.

He visto mi luz de la Luz que se me dio y no hice caso...
la vi a mis ideas humilladas hacerse añicos en inútiles nidos de palabras sirviendo a depredadores cuclillos; como a otras necedades de los que aúllan en su estrecho universo.
-¿Si llevo mi propia luz para qué tanta pérdida de tiempo?- me he dicho.

Mansas parecen las sombras de media noche enfebrecidas, mansas pero ambiciosas en su nube con su discurso relamiendo el verbo. ¡D'os mío, tú me conduces y he decidido recoger todas mis hojas de mi último otoño, guardándolas dentro de mi alma para darme calor sirviendo a mis inviernos,
para no perderme de los que serán menos pródigos y cálidos bajo mi jubón de estrellas verdaderas.

Por algún lado de  tanto no perdido, Señor mío, 
he desnudado mis instante de fúlgidos ensueños,
donde dejé la miel a una consagrada sonrisa;
la única y dispuse de mi tiempo ovillado en sus noches,
aún tejo un chal de sueños rojizos a mi ocaso...
para dárselo a la luna... ¡Benditos sean! 

Hoy, veo claro un cielo sin ella,...y me entristece.
Me explicaba su mundo, el firmamento, más allá de donde éramos...
Su ventana hacia ese mundo, está cerrada, su cielo no. Allí esperaré.
Medito sobre vanas luminarias o estrellas fugaces, ¡buscando acomodos como locas!
Este mundo está lleno de ultrajes, despropósitos, envidias y enemistades. Intrigas.
-Este basto misterio por ser tangible a un sueño no me basta. Yo, soy yo, que nadie dude; y he estado engañada siguiendo sólo de las sombras...
¿Y qué, es que no sé contar o decir nada? -Pregunté- "¡Ah, también escribes!"
Sólo que juego con las palabras y con lo que ellas me cuentan. Tú con polillas.
...
Para mi entendimiento confieso que soy sólo su meridiano de aceleración,
como invitada a un telúrico recorrido de chácharas inútiles; una pieza en un tablero, alguna ficha,
una más de tantas en medio de un estrecho universo que, como un pequeño cosmos, se dilata en halagos entre tantos majaderos astros dibujados como en un decorado de pesebre navideño.
Todos no son verdad, sólo de colores sólidos al brillo de los medios.
Y, en su gozo, yo, algo más pero con nada entre mis manos porque sin ambiciones, así lo quise;
soy como un agujero negro por donde pasan y pasan a su dimensión bien conocida.

¡Ah, conciencia de destellos, sólo a unas pocas luminarias amo y coronan mi existencia
y, un sólo astro, mi eternidad!

Me pide el corazón... un '¡basta!'... huir de la distorsión de lo efímero consentido, vacíos que recogen en sus redes sus peces virtuales sin verdad ni justicia, música de sirenas.
Utilidad del que no aprecia otras existencias pero sirve de bulto a intereses espurios e insanos,
empeñando tiempos de sus semejantes y enfermando espíritus.

-¡Despertad, escoged lo verdadero hay mucho espíritu más útil en la Red!

Calma me pide mi ahora, -estoy enfadada conmigo misma- porque no quiero pertenecer a lo impreciso regalándome nadas a cambio de palabras serias, útiles y sanas, haciendo del tiempo que me queda una maldita cifra. ¡Sí!
¡Es que soy como 'un número mono' y no me cuadra el acertijo si la metáfora para algunos seres que lo conocen, es esa "secuencia aleatoria de letras ad infinitum"!

Preciso desprenderme de luceros engañosos así sabré hacer también mi juego sin comprometer a nadie: ¡Ea, vengan a mí! Sirviéndome a mí misma seré incluso más honesta en mi lugar...
¡Éste poco que queda de mi vejez!... Es en lo ajeno auténtica y va y de lluvia desvestida.
Sincera como siempre para mis verdaderos amigos. Los que se den por aludidos, saben que no soy del montón, soy sincera...¡es que me queda menos vida y no quiero perder tiempo, ¡ni una gota más de mi clepsidra! Sé quién me tiene. ¡Oh, mi luna,  tú que me conoces bien sabes de qué te hablo!
...
Y no como en un juego de rol, igualmente interactiva, -no vacua, impertinente, orgullosa o insolente. ¡Honesta!
...
¿Te das cuenta que no miras y ves por primera vez lo que ya intuías?
Como una clara maniobra de las sombras, pecesillo de pecera o un juego que arrastra 'al insecto' cazado y como goza la necesidad de esa luz artificial en la ajena, su artificio para que las ideas con alas revoloteen alrededor de su llamado y así, mata el ocio de las más bellas mariposas, que no supieron hallar en su propio jardín luz solar y su alimento. ¡Ah, cuántas flores artificiales y aromas imitados las destruyen! ¡Y pensar que por ser como son dieron su vida!

Ese desequilibrio se da en la naturaleza como en el mundo y no lo promueve más que los ombligos embriagados de egoísmo de unos cuantos semejantes; pero siempre hay y habrán llamados a la ilusión... Polillas, grillos, libélulas locas, gusanos sordos y mariposas en las "redes sociales"...
La verdadera Luz es incomparable y sé dónde hallar la que veo en mí en otras que saben proyectar sentimientos. Hasta las ranas azules han aprendido de las charcas qué es auténtico y lo reconocen. Su alma no se la subastan las estrellas terrenales, es una más pero de otro cielo y la luna que me sabe, conoce de qué hablo.


Elisa en: "Salambó"

*No pesa la mochila del sembrador, sólo pesa repetir el tiempo si no germinan sus semillas.*
(Salambó- Año de Esperanzas.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu visita.
Cualquier comentario que hagas aquí, se valora y ayuda a mejorar el contenido del blog, sobre todo al buen uso de la Lengua.
Puedes escribir a mi correo personal: auslava@yahoo.es