SEGUIDORES, ¡Gracias por dejarme vuestro presente.

jueves, 31 de enero de 2013

A solas


Bendita luz en la Luz,
llama de amor encendida
hasta que sientes que quema,
reconociéndote viva.


A solas, donde se excita la razón crecen los sentidos
y nos lamemos heridas y arrancamos sus costras al dolor;
la memoria atraviesa distancias
y hay ríos de palabras navegables.

Me concedo un silencio en algún rincón iluminado,
un tránsito de vida sensitiva por rincones puros.
Unos pasos de felino
en la sigilosa cacería de un sueño;
un barullo de luceros felices
por mis venas y nervios atravesando la muerte,
la humedad de la sangre por mis manos
aunque duelan sus garfios de pensamientos por mis sienes.

A solas, mansa es la lluvia a través de los ojos,
manso es el temor que osa ocultarse de Dios
y sin embargo, ascenderás en espíritu a sus manos.

No hay eco del viento en la luz del alma,
sólo una jaula siempre abierta sin sus aves
y unas alas que saben de otros vuelos.


Australia Elisa Lattke Valencia

2 comentarios:

  1. ¡Hermoso poema! apreciada Elisa.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Gritos que salen desde la soledad de tu protagonista.
    Un abrazo Elisa.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita.
Cualquier comentario que hagas aquí, se valora y ayuda a mejorar el contenido del blog, sobre todo al buen uso de la Lengua.
Puedes escribir a mi correo personal: auslava@yahoo.es