SEGUIDORES, ¡Gracias por dejarme vuestro presente.

jueves, 23 de mayo de 2013

Alma de ermitaño

Me convoca el mundo para alentar la vida
porque sé del canto de las aves...
Sus gentes.
Sé de los caminos del cielo.
De las palabras sin Fe
del temor de no tenerla
y por tenerla en la confianza
es temor por sentirla y perderla.
En el ser de profundidad
va llenándose de esperanza,
en ese volver andar
y repasar la distancia,
¡y cuando existe el consuelo
debes creer en el alma
y el estallido del amor entre sus manos!

Ser mío:
¡Yo besé tus pensamientos, 
recogí tu cabeza entre mis manos
y era sed de amor que había 
cuando feliz suspirabas! 
confiando ser mi estrella!

Sublime es el corazón
que al pronunciar sólo un nombre
acaricia con latidos sin dañar la vida misma.
¡Qué necesidad guarda la energía
de quien se alimenta de sólo de Amor
y sólo vive de el para bombear sangre al cuerpo.
¡Como si el alma no fuese, depósito de sentimientos!
¿Entonces, de qué se alimentan ellas?

Conozco las gruta de los sacrificios donde se esconde la luz y quién inventa amaneceres, para dormirse al alba. Tendrá que descartar todo cálculo la esperanza si cuenta conmigo, porque al fundirse en mis ojos sabrás del camino y de mi humilde trascendencia sin oráculos.
Mis fallos,
mis errores,
el temor de los tiempos,
la entrega total al entendimiento,
la sensatez y el amor
llenando cada momento a pesar de todo.
¡Ese nunca cambia,
permanece intacto
aunque no toque más que distancia
y perciba su aroma desde los siglos!

Entender las cosas como son cerradas como toda herida y no abierta al desamor como una llaga, más si se han abierto para qué buscar lo que se pierde en ellas, si duelen por lo mismo que perdemos dentro. Ellas son la memoria de los años y deberá cerrarlas la luna con un beso en cualquiera de noches de sus sortilegio.

Es angustioso su rito, se tiembla, estremeces,
lloras, nos rompe... Sangras..., ¡y te dueles!
No hay odio por repetir aprendizajes...
¡Sí más amor!
Basta conocer lo que sostiene
para frenar el tiempo,
para saber de las flaquezas humanas
y basta un momento
para sentir su beso.
Cuando comparas una vida con otra
sabes que la Luz es esquiva y eres un regazo incomprendido.
¡Quién guarda un primer mandamiento conoce los otros!
Eres gruta donde permanece el alma hasta que vuelve,
y el cielo sabe de sus cadenas y las llaves para el mundo.
El freno... es el temor de no saber ...
Todo, Amor, se construye dentro y fuera
pero se siente en la soledad del hueso,
en la boca del infinito,
y si caminas hacia adentro, es donde más duele.
¡Pero no se abandona el crepúsculo
mientras estás vivo porque es donde más se mira,
El permanece ahí... y no me fío de los dichos
que hacen daño.
Porque si pasara me quitarían el horizonte con el que sueño!


Elisa

1 comentario:

  1. Querida Elisa: Me alegró verte en mi blog, ya que ello es sinónimo de muchas cosas y la más importante es la de "estar".
    Yo también soy un poco eremita, ya que ello es el factor de crecimiento interior cuando la soledad habla y el viento envuelve la fusión de palabras para situarlas en la realidad del tiempo.
    Un besiño grande amiga ranita.
    Rosa maría Milleiro

    http://poemas-rosamariamilleiro.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita.
Cualquier comentario que hagas aquí, se valora y ayuda a mejorar el contenido del blog, sobre todo al buen uso de la Lengua.
Puedes escribir a mi correo personal: auslava@yahoo.es