SEGUIDORES, ¡Gracias por dejarme vuestro presente.

viernes, 3 de mayo de 2013

Borbotón de nadas (Siete poemas descatalogados )


Autora: Australia Elisa Lattke Valencia


Poemas descatalogados
*Borbotón de nadas*
Autora: Australia Elisa Lattke Valencia

I
Internet

Digamos que se está vivo,
que aún sin lanzarnos por la borda
somos el medio que insiste o se procura,
aunque no mueras por ello conoces sus excesos
y todo cansa si nos roba tiempo.
...
Quizás mueras de ausencia o ceguera
por sentirte imprevisible o importante
Como un “Don Nadie”
o “Doña Nada”
y, entendiendo un ápice divides el día
entre Internet y el resto:
Internet y el amor o viceversa...
Internet y el trabajo...
¡Y lo virtual sin ser tangible nos protesta!
Y más: Internet y lo imaginado.

Es un  mundo ficticio donde casi nadie se conoce
pero nos arropa y envuelve,
nos llama, apresa, nos retiene.
-Lo odiamos y lo despreciamos
pero lo decimos con la boca chica-

Blogs, páginas web, bitácoras;
noticias, ocio, conocimiento,
¡Y lloran los libros en las estanterías!
Pero está `la tableta’…
el Smartphone, el libro digital y más.

Y como ánimas enjauladas así se planifica.
Pero sigues creyendo que eres libre.
¿Decides tú?
No. Sigues buscando la libertad de cualquier forma,
¿Por qué seguimos si hay tantos caminos hacia el bosque?

No nos importan las huellas que dejamos,
¡pues no producen ganancias ni intereses!
Aunque sí mucho cansancio.
¡Te vas más harta que una asada
por servir a su mango como pala.
No somos libres.
Ya no nos pertenece nada...
Tal vez el amor.
Nuestra vida está ya planificada en este siglo.
Controlada.

II
De dónde vengo…


De dónde vengo sólo lo sabes tú.
Sin ahondar,
penetrar
o cavilar…
lo que se quiere.
¡Ya te conocía!

Vine a la vida y nos hallamos
porque ya nos conocemos,
somos evidencia irrepetible
y vamos pisando los mismos terrones
con la azada al hombro.
Tú, mi ser de tierra campesina.

Vine para que sepas sentir el corazón de las cosas,
para escogerte en este ahora
para sentirte dentro,
para llevarte conmigo.
Por todo eso tenemos un corazón grande
y nos sentimos en el vuelo de las aves.
Vine de las cosas bellas
para que dejaras de sentir las otras  tristes,
por eso eres mariposa de charca.

Pregunta por mí
cuando me haga del silencio agua mansa.
Muda.
Mi corazón tiene prisa por ver el mar
y despedirse humedecida.

III
No preguntes

Aunque renazcas muerta
con el moho encima y sin turbarte,
tanteas la luz entre sombras circundada
y sabes perfectamente el desamparo,
pues conoces donde duermen las negras golondrinas del invierno;
y en qué lugar se refugia la humedad del cuerpo
avanzando dentro de los huesos.
No sé para qué damos tanto al ego
si con fe o sin ella lo que ha de suceder, sucede;
venimos marcados, nada cambia, nada se tuerce.
¡Todo por lo que debemos pasar hace diana!

No, no te escurras,
no te vayas,
no te escondas…

Será porque fuiste en su momento grano
y sin darte importancia se suple al ausente.
Ten en cuenta que siempre seremos un reemplazo.
La de la suerte es el alma cuando ocupa un cuerpo
hasta que consigue ser el de la promesa… Inmortal.

IV
En esta hora

En esta hora aunque de ilusiones:
Eres en la tierra un campo como tantos.
Siembra, mies, pan, alimento.
Todo un lujo inacabable sigues siendo
dándonos contenidos en el fulgor de urgencias,
pues sabes quién estaba allí entre la gleba
cultivando para todos.

Quién ama, quién espera…
como alimento o el intérprete del huerto.
Blandías la asada o pisabas terrones en lo ajeno
alabando tu campo como el mejor,
y, un buen día, te dio por hacer versos…
¡Te esperaban!
Mira lo que siembras...¡Palabras!
No era esta tu cosecha,
buscabas sólo amor.
...

V
Pregunto

Te vas más bien por lo mucho que nos harta
saber tanto de nosotros mismos o por no saber nada.
Más bien porque sabes perfectamente lo que eres
que ya es bastante saber lo que te extingue;
si sobras o haces falta al sur de la distancia.

Porque eres del instante cerebral despierto
sin la infame e ilusoria realidad que nos halaga.
Te vas de todo, a pocos y te escondes si hace falta.

Pues también escribes, interpretas o te callas
pero te sacuden más palabras...
No reclamas.
Haciendo de la prudencia un don más
entre los tantos silencios que desgarran.
Pero no esperas ni tampoco dices nada
y menos hacer de indigente cada día
cuando sabes escrutar el propio olvido,
reconociendo el cómputo del voto.

También reconoces que has faltado.
Te das por poco si te piensas mucho
en el valor del tanto que te guardas.
Siempre eres del silencio trajinando un roto.
-Miro y me sonrío pensando en ello.

Es mejor que estén calladas las cancelas
cuando no tocas ninguna y se despierta la mente.
Simplemente, te vas del mundo a gusto y a poquitos
y, sin hacer ruido,
sabe el alma que más te conoce
de quien eres.
Ella siempre lo sabe todo…
Aunque sólo seas un tema más de estantería.
Le pregunto: ¿Estoy descatalogada?
¡Eso es todo!

VI
Deseo

Tienes la boca llena de un nombre
como boca de deseo pensante,
Tienes la luna de todas las noches
que no fueron
y en esos rituales tempestuosos,
te cubres la desnudez con un poema.
Porque tienes  el secreto de la sustancia,
¡y cómo se entierra la muerte!

VII
ESCRIBES


Escribes y te encorvas sobre la hoja,
igual que te curvas sobre el motivo
en el abrazo de amor y lo haces tuyo.

Escribes porque algo llevas dentro.
-¿Avientas palabras por los surcos de renglones
y esperas que germinen en esa siembra…?
-¡Jajajaja!
-¿Quién te lee, quién te crees que eres?
¡Quien más me aprecie, cállate!
-¡Jajajajaj!
La conmiseración es un regalo.
Dios siempre sabe de los humildes
(...)
-Mejor, me callo.
Las palabras “son de aire”-dicen-
y del mismo respiramos todos.
-Pero no todos viven de palabras.

-¿Sabes? ...
¡Sí! ...He perdido el tiempo.
-¿Te das cuenta ahora?
No, ¡he ganado experiencia!
-¡Más te vale!



***
alattkeva




<photo id="2" />
*Los siete fueron escritos en una hora.


<photo id="1" />

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu visita.
Cualquier comentario que hagas aquí, se valora y ayuda a mejorar el contenido del blog, sobre todo al buen uso de la Lengua.
Puedes escribir a mi correo personal: auslava@yahoo.es