SEGUIDORES, ¡Gracias por dejarme vuestro presente.

martes, 28 de mayo de 2013

Extremos



Con el tiempo empujando mis talones,
con la fragua de amor nunca apagada
y un camino esperando su jornada
siento el alma, Señor, entre jirones.

Con la vida marcando situaciones...
La palabra se empeña ya gastada,
¡me frena su desdén y derrotada,
me regala un sudario de sermones!

Mi jardín se marchita sin cuidados,
las avispas mataron las abejas,
y las flores no piden quién las riegue...

Debe ser que nos juegan a los dados
la osamenta que cubre tantas quejas
¡Y es mejor que me calle y me sosiegue!

No, el verso que me llegue...
Pues jamás le concedo esa licencia
si bebí de tu fuente en tu presencia.  


alattkeva
2013

1 comentario:

  1. Bonito monólogo en este soneto que nos dejas Elisa. Siempre en tu línea que tanto admiro.
    Un abrazo en la noche querida amiga.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita.
Cualquier comentario que hagas aquí, se valora y ayuda a mejorar el contenido del blog, sobre todo al buen uso de la Lengua.
Puedes escribir a mi correo personal: auslava@yahoo.es