SEGUIDORES, ¡Gracias por dejarme vuestro presente.

jueves, 20 de junio de 2013

A mis pies




A mis pies
te miro desde otro allá.
Veo bajo esa coraza que se cubre de asfalto,
cómo llueve.
Esperan unos ojos iluminados de Arco Iris
o, reflejando aunque sea las luces de neón.

Creo que si pensamos un poco más
nos convertiremos en un espejismo
y, si un siroco de pensamientos nos envuelve,
podemos ser llevados por el polvo.

Ser de las dunas eternas
es comprender la soledad del ser humano,
de quien camina sin llegar nunca a su destino
¡y otra vez de vuelta!
¿Combustible del universo?
Pero para algo ha de servir 
la muerte por Amor
y la redención de la humanidad creyente.

Tal vez se hace preciso un oasis de sueños
donde recurrir en medio de cada vida.
Claro está que vivir es parte de ese beneficio
por servir a la llama eterna.
No hay escapatoria.

¿Quién nos dice, que estando ya, no somos?
Y por no ser aún, somos del eco que se complace
en hacernos creer lo contrario.

Una ya sabe del seno del Cosmos
y no teme ser parte de su parto múltiple y doloroso.

¡Aunque algunos poemas nazcan con cesárea!


A. Elisa Lattke V.

6 comentarios:

  1. Versos que llevan a una profunda reflexión en la noche.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Es cierto, algunos poemas nacen con cesárea y otros son sietemesinos... Jajaja, el final es genial. Muy bueno. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. RAFA, GRACIAS. Más bien la noche se sorprende de convertirse siempre en una reflexión, que sea profunda y no nos pongamos la escafandra para bucear dentro de nuestras almas.

    ResponderEliminar
  4. Jilie, me has hecho reír con placer. soy caso, querida y te aprecio. Me lío con mi inspiración y sé que también los amigos seguidores están ahí esperando , no siempre un comentario y sí un cariño agradecido.

    Seguro que lo que no queremos que pase a nuestros poemas es que se conviertan en un feto sin vida, porque puede ser un ripio que huele y allí no hay quien entre ni con cesárea para sanar el problema. :/... ¡Gracias, amiga!

    ResponderEliminar
  5. cada poema se abre paso en el canal del parto del poeta
    no hay experiencia que diga ésta es la que vale

    el poema aflora natural y quien lo fuerza a cambiar termina por condenarlo, ojalá los poetas no hicieran ese ejercicio paranoico de Pulir y Pulir y Pulir
    porque lo que afloró de su adentro, termina siendo un espectro de su reflejo

    besitos

    ResponderEliminar
  6. licha, es muy cierto. Tengo poemas que cuando las leo quisiera hacer algo pero no, las dejaré tal como están porque en su momento eran tal cual las sentía y afloraron como una vertiente en los deshielos y, otras han sido fruto de esos adentros donde se se siente cómo se transforma el ser ante el verdadero amor. Definitivamente ellos me lo agradecerán son como mis hijos de la alegría, el dolor, el fracaso o la angustia. Gracias por pasar.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita.
Cualquier comentario que hagas aquí, se valora y ayuda a mejorar el contenido del blog, sobre todo al buen uso de la Lengua.
Puedes escribir a mi correo personal: auslava@yahoo.es