SEGUIDORES, ¡Gracias por dejarme vuestro presente.

domingo, 25 de agosto de 2013

Ardentía del alma


Foto: alattkeva

No, aún no bajo la guardia,  
lo elemental se desborda
prefiero hacerme la sorda
no me dé la taquicardia.

Veo mi alma en retaguardia,
mi cielo escancia sus gotas
y conservando las botas
su guerra al diablo mantiene;
porque a mi cuerpo sostiene
recuperando alas rotas.

Elíxir deja en mis poros,
su reflejo en mis sentidos 
notándolo en mis latidos
al oír sus nobles coros.

Divina paz que atesoro 
dando dicha a mi existir, 
y su indescriptible fluir
a mi espíritu da goce,
el alma lo reconoce
y consuela mi vivir!

La plenitud se aminora
en placer del infinito,
derramando lo que en sito
se pacta con el que mora...

Allí donde se atesora 
su reflejo en ardentía
y sabe de astronomía
dejando una huella cierta,
a toda vida despierta
caminando con porfía.


A. Elisa Lattke V.

2 comentarios:

  1. Continúa adelante Elisa. Tu paz, nadie ni nada la puede quebrar. Deja que ladren los espíritus oscuros y necios, porque tu alma es demasiado luz para su mediocridad.
    He leído tu respuesta en el muro de nuestra amiga Ross, y me provocó rabia la ceguera y poco respeto de ese señor. Tú, más que nadie sabe de poesía, y de la buena, la de vuelo alto, quizás, por eso algunos entorpecen su paso.
    Abrazos todos, y siempre.

    ResponderEliminar
  2. Precioso poema Elisa, me ha encantado. Mi felicitación.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita.
Cualquier comentario que hagas aquí, se valora y ayuda a mejorar el contenido del blog, sobre todo al buen uso de la Lengua.
Puedes escribir a mi correo personal: auslava@yahoo.es