SEGUIDORES, ¡Gracias por dejarme vuestro presente.

domingo, 15 de septiembre de 2013

Tañido


Ya sabemos que amar no nos complica, 
si se da buen hacer cada momento, 
evitando los males del convento,
si con hábito un monje nos repica.

La campana que toca se la aplica  
a quien busca saber y está sediento,
pues quien tañe conoce de su invento
y recoge feliz  lo que alambica.

Por confiar en su Dios, su fe asegura
en sus largas jornadas de su exilio,
y consigue ser luz de su memoria.

El mensaje es tañido en la mesura
y conduce al lugar para su auxilio,
como nota de amor para su historia.


A. Elisa Lattke V. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu visita.
Cualquier comentario que hagas aquí, se valora y ayuda a mejorar el contenido del blog, sobre todo al buen uso de la Lengua.
Puedes escribir a mi correo personal: auslava@yahoo.es