SEGUIDORES, ¡Gracias por dejarme vuestro presente.

viernes, 6 de diciembre de 2013

Entrañas de mujer...


Porque a veces nombramos las entrañas,
porque a veces llevamos otras luces,
porque somos raíz o tragaluces,
la mujer, la de siempre, si la dañas.

Porque somos así... pero te apañas
con la vida en las otras y sus cruces;
y meditas u olvidas, si lo aduces
¿el camino de dos por estas brañas?

Ya valemos un menos con los años
sin palabras furtivas o recetas,
mas sabemos su efecto y qué consiguen.

Nada cambia las épocas o apaños,
ni recursos que llevan cuchufletas
por romper la moral a quien castiguen.

Detesto nos fustiguen
esos vientos del hoy en los inviernos,
añadiendo aflicción hasta perdernos.


A. Elisa L V.

*Solemos estar inclinados al escribir poesía y nombrar mas a menudo las entrañas, lo profundo del ser, por aquéllo de tenerlas presente y sobre todo nosotras las mujeres; aparte de otras versiones que sobre este recurso se ha escrito en ensayos, tenemos en los poemas indistintamente, hombres y mujeres, esa inclinación por la 'entrañable' palabra referida al amor, al hijo, la madre y la tierra donde se nace, aunque algunos vates prefieren omitir 'los entresijos'. Lo profundo. "El mesenterio", como decía mi madre. Hermosa palabra, QEPD mi Vieja


2 comentarios:

  1. Es bonito recurrir a las "entrañas" que significa lo que tú señalas perfectamente Elisa.
    Precioso soneto.
    Un abrazo y feliz fin de semana querida amiga.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita.
Cualquier comentario que hagas aquí, se valora y ayuda a mejorar el contenido del blog, sobre todo al buen uso de la Lengua.
Puedes escribir a mi correo personal: auslava@yahoo.es