SEGUIDORES, ¡Gracias por dejarme vuestro presente.

martes, 14 de enero de 2014

Agradecimiento y perseverancia- (Dedicado a los que se consideran mis Amigos)

Agradecimiento
(Voy a estar ausente por un corto tiempo)

Este soneto va por todos vosotros mis AMIGOS, los que estáis y no en estos medios, los que os hacéis presentes y los que en el silencio me estiman y leen; por los que saben del respeto y el cariño de mi entrega pero también de quien como yo reconoce su labor y el fervor de lo que se enseña y, aunque he aprendido poco y bueno de los mejores en Poesía, también he aprendido a crecerme en la indefensión que se sufre en estos medios y más de la tanta hipocresía que a todos puede acompañarnos en cualquier momento de la existencia, donde se mueve la realidad "por necesidad del guión que lleva algún interés insano" y claro, bajo el criterio particular de quien nos juzga como a las suelas de sus zapatos, discrimina y se aprovecha de ello humillando por creernos poco útiles a su causa o intereses sociales; pero es bueno 'croar' a tiempo porque quien calla sufre las consecuencias de la sinrazón que envuelve estos lugares de invisibles realidades que se manifiestan virtualmente y, allí todos nos hallamos desnudos ante el canalla. Donde por no conocerse físicamente a la persona se puede caer en la tentación si eres doble, pero sí un infame haciendo adrede mucho daño y te dicen fríamente: "¡Allí queda éso!"
queda eso!"
He aprendido -por ahora- pero mucho más y mejor  en positivo de la buena enseñanza de quien me ha aportado conocimientos y consejos en estos medios, pero poco a defenderme de la miseria humana que llena la red y se filtra en los Foros de Letras a sacar provecho de la gente que tiene contactos interesantes, si no sirves a lo que buscan ya no eres tan buena, simpática y tan querida y menos una 'amiga'. Van tanteando el terreno y conocen perfectamente lo que se mueve en el monte de otras necesidades consiguiendo el fin que se proponen, pero así tienen éxito social, engañando a la gente a la que dicen servir por amor y porque quieren lo que manejan. Y, cuando una sabe dde qué va su realidad te ponen la zancadilla antes de que avise de la infamia ganando toda la confianza de la víctima, aunque se carguen aquellos que sirvieron de camino en sus andanzas.

Va por mis fieles seguidores y por vuestra paciencia y cariño.
***

 Perseverancia

Cuando todos los sueños has perdido
y vivir se te antoja el argumento,
lo utilizas de mágico instrumento
sin perder el amor de lo sentido.

Cuando todos los tiempos ya se han ido
y has logrado un puñado de su aliento,
modelando palabras sentimiento,
ya te puedes sentir en su gemido.

Porque, si perseveras sin jactancia
ofreciendo humildad al semejante,
es posible marchar sin fiebre avara.

Has dejado en lo poco la elegancia
devolviendo a la vida su diamante,
sin temor a mirarte en cada cara.

Australia Elisa Lattke Valencia    

8 comentarios:

  1. La humildad, como la que tú derrochas, querida Elisa no suele abundar, por desgracia.
    Un abrazo sincero de tu amigo,

    Rafael

    ResponderEliminar
  2. Te considero una gran poeta, Elisa. Y te leo con mucho cariño y respeto hacia tus letras que me parecen de una gran calidad y conocimiento.
    Te felicito amiga. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a ti querida Elisa, mujeres poetas como tú, como mi apreciada Julie engrandecen la red. Los que deseamos aprender y crecer necesitamos de poetas de raíz y semilla como ustedes.
    Abrazos siempre.

    ResponderEliminar
  4. Ranita, eres grande.

    Yo creo que enseñas más con tu talento innato y tu genialidad.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  5. Rafael: cuando una ha vivido y ha valorado lo bueno como lo malo para poder quedarse con lo que realmente vale de la criba de la práctico, sé que no hay algo mejor qué emular que la forma de ser de quienes estuvieron allí para indicarme, que sólo eras parte de la vida y todos éramos hijos de la Creación; incluso el ave de la granja que se mataba para calmar nuestras necesidades o esa hermosa lechuga y las yucas y plátanos que se cosechaban; todo ello cobraba el valor de lo necesario entre los que razonábamos el hecho mismo de estar en el mundo, sólo de paso... Hoy no se educa así y duele cuando aprendes a defenderte de otros seres humanos o ves cómo se tira comida. En mi hogar de mi niñez los trabajadores eran colaboradores y recibían por su servicio una paga, comida y techo y como calzado unas alpargatas nuevas; nadie abusaba de su salud si enfermaban, era mi abuela y mi madre las que se ocupaban con las mismas medicinas que nos daban a nosotros. No habían diferencias por ser nosotros rubios y ellos más oscuros, en mi familia se daban tres razas y fue bueno para la salud mental o la tolerancia- "Éramos hijos de la creación" y nunca fuimos fanáticos ni despreciamos a otros de otras religiones. Al que nos robaba la gallina se le llamaba para darle también las papas y los plátanos de guisar y el dulce del postre. Era una forma de avergonzar al ladrón ante quien lo contrataba y creía en su honradez, porque recibía una parte de todo lo que hacía falta a su manutención, robar no formaba parte de lo pactado, pero se le advertía que la próxima vez que lo hiciera se quedaba sin trabajo, porque si lo hacía por vicio y vendía el producto del robo para emborracharse y no para calmar el hambre o necesidades en su hogar, ya no se necesitaba en la casa y se empleaba a otro. Era así la justicia de los míos. El que necesitaba algo más lo pedía y lo demostraba y nunca se lo negaban. Por eso fueron muy queridos los míos y bien recordados.

    Gracias por comentar amigo mío.

    ResponderEliminar
  6. Julie de Sopetrán, ya estoy de nuevo por aquí, adolorida con mis rodillas nada más volver y allá con mas frío no tuve problemas.

    Gracias por esa dádiva que me viene enorme viniendo de ti, maestra de Leras y de Poesía. son siempre intentos, esfuerzo con buenas intenciones por amor a la palabra y lo que ella nos exige para extraer lo mejor de una idea y se hace de corazón. ¡qué te puedo decir que no sepas, nos encanta escribir y hacerlo bien!

    Te quiero.

    ResponderEliminar
  7. Miguel Schweiz: mi querido Miguel. Me alegra verte por aquí. Te quiero. Gracias.
    Se disfruta el destino de nuestras letras porque sabemos que nos la regala esa enorme sensibilidad que las proyecta y somos felices y nos producen un nirvana especial.

    ResponderEliminar
  8. Tati Cascada, más bien creo que Julie es ka reina, es admirable y una gran poetisa y mejor como persona, ella es una maestra y su amistad es un orgullo. Mira que por salud apenas comento, pero sé que alrededor de mí hay gente que me lee como tú y me aprecia. si yo cultivara más a tantos que pasan devolviendo su cortesía sincera, tendría mucha más gente en mis blogs, pero no he podido aprender a hacerlo porque siempre en mi entorno familiar aun soy parte de necesidades que resuelvo y sin desearlo paso por alto esta costumbre hermosa de devolver visitas virtuales y sobre todo de llenarme de hermosas letras que florecen a diario en todos los sitios que apenas visito. Así de sincera soy. aún me duele un ser que me pidió ser su amiga, me duele y mucho porque ya era mucho más mayor que yo y fui dejándolo y cuando quise volver me comunicaron que ya no estaba en el mundo. Me dolió y mucho. Ella era una gran poeta y dramaturga y ensayista venezolana, Elizabeth Schön (30 de noviembre de 1921-Caracas, 15 de mayo de 2007) Me preguntó aún que si me había leído qué vería en mis honestos poemas para acercarse a mí y aún se me saltan las lágrimas por no satisfacer su demanda de inmediato, pues unos meses después supe de su muerte. Estaba muy ocupada con la salud de mi madre que murió dos meses antes que ella.
    Gracias, Tati, un abrazo.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita.
Cualquier comentario que hagas aquí, se valora y ayuda a mejorar el contenido del blog, sobre todo al buen uso de la Lengua.
Puedes escribir a mi correo personal: auslava@yahoo.es