SEGUIDORES, ¡Gracias por dejarme vuestro presente.

viernes, 20 de febrero de 2015

¡Resistiré!

Imagen: dibujo: alattkeva

Cuando me veo a mí misma,
me pregunto en esa danza circular de las ideas,
centrifugando pensamientos y recuerdos,
girando en las agujas del reloj,
¿si resulta atrevida la propia existencia?
Desafiante cuando domina un sueño
y ella se siente que se agota.
Para algunos lo es o quizás no,
si la vitalidad es un tesoro
y se visten cada día de positivismo.
La fe es otra cosa.
Como lo es la vida propia,
desenfrenada o casta.
pero todos la pensamos necesaria...
o extremadamente laboriosa.
llamándonos 'a filas' y firmes, obedecemos.
...
Pasa rápido, de todos modos.
Corre como loca  con su dorsal  de muerte
 y no para de llevarse 'sus trofeos'
Y sigue oxigenándose de tiempo muerto,
hidratándose con nuestros anhelos
en su maratón final.

Un final que nos lo trazamos todos
y, encima, somos sus invitados de lujo,
como un ejército esperando el disparo de salida.

¡La he visto cómo se aleja muchas veces
en un montón de lágrimas!
No se acostumbra... Ni yo!
A todos les gusta estar aquí,
no lo entienden. 
Aun me veo como un lunes aburrido,
es que sabe que me gustan los fines de semana,
buscando algo más que líneas paralelas
en ángulos imposibles o en círculos cuadrados;
¡sabe, que más allá de la mitad de mi existencia,
me quedan otros días, - me lo dijo-,
gestos, voces, rumores, signos, ¡y algún latido!
...No sé si algo más para variar.
Recogiéndome en mi estación de esperas
con mi equipaje de siempre,
el de mi yo inmutable, espero;
puedo sentir por mi frente
un bosque de  mariposas en vuelos de preguntas.
Quizás sea la forma que ha hallado
para que la gane alguna meta
y me deje terminar la indulgente maratón,
con mi vestido dominguero.
 ¡Resistiré!

alattkeva

2 comentarios:

  1. Sonrío con tu poema y alabo esa "resistencia" tuya, en la que quizás, algunos, estamos en la misma estación.
    Un abrazo en la noche querida amiga.

    ResponderEliminar
  2. Rafael, siempre es y será bueno resistirnos, no sentirnos humillados ante la realidad cuando es la que nos obliga a desaparecer. La muerte no es lo mismo que el amor, a el podemos ponermos de rodillas.

    Gracias. Un Bs.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita.
Cualquier comentario que hagas aquí, se valora y ayuda a mejorar el contenido del blog, sobre todo al buen uso de la Lengua.
Puedes escribir a mi correo personal: auslava@yahoo.es