SEGUIDORES, ¡Gracias por dejarme vuestro presente.

sábado, 23 de enero de 2016

Rosas marchitas (Las cosas que no fueron)


Si la vida nos manda ciertas cosas
y las cosas se aceptan como son,
es el tiempo que admite la ocasión
o, por qué se marchitan nuestras rosas.
Nunca busco atrapar las mariposas,
ni arrancar en mis vuelos la pasión;
me permito un deber en la misión
de mi tiempo feliz, por ser hermosas.
Da pesar albergar tantos instantes
que resumen las cosas de una vida,
en el ara matriz que las libraron.
Aunque sólo lo fuesen diletantes,
sí que fueron simiente bien cernida
y, sin alas, también me las dejaron.
-¿Por qué se marchitaron?
Esas cosas que dieron compañía
¡y llenaron mi vida cada día!

A. Lattke V.

4 comentarios:

  1. Es la gran pregunta que nos hacemos muchas veces.
    Un abrazo y felicidades por este bello soneto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos preguntamos,sí, Rafa.
      Pero sabemos perfectamente,
      que las cosas que no fueron,
      tuvimos temor o miedo que lo fuesen.Temimos al amor que las tenîamos o creímos menos en nosotros, nuestra capacidad de lucha y, a que pudieran cambiar lo poco que teníamos seguro. No hallo otras razones.
      Gracias amigo por tu comentario.

      Eliminar
  2. Julie Sopetrán

    Me siento compensada por tus palabras y sé que tu sinceridad es un gran estímulo que agradezco siempre. soy poca cosa en este mundo de la Poesía, pero no quiero hacer un flaco favor a lo que ella exige, si esta bien y es, sobre todo, sincero por partir de lo más hondo del alma. Gracias Poeta y Maestra.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita.
Cualquier comentario que hagas aquí, se valora y ayuda a mejorar el contenido del blog, sobre todo al buen uso de la Lengua.
Puedes escribir a mi correo personal: auslava@yahoo.es