SEGUIDORES, ¡Gracias por dejarme vuestro presente.

jueves, 2 de febrero de 2017

Me quisiera


Me quisiera tambor de medianoche,
un tan tan retumbando por un pecho;
el fulgor de mis ojos por un lecho
en las sábana amantes, sin reproche.

Del paisaje silente, por invierno,
la costumbre de ser de alguna brisa,
que se lleva mi amor a su sonrisa,
con mi lánguido verso en su cuaderno.

Nadie escucha los cantos de los mares,
ni tampoco al del mirlo en el ramaje,
ni sus silbos en celo y su belleza.

No se sabe porqué, por los azahares
hay aromas de amor, blondas y encaje,
y se canta a la vida con llaneza.

Es la naturaleza
de las cosas que son y siempre fueron.
Nunca cambian, serán como se dieron.


alv en: "RanitAzul"

4 comentarios:

  1. Algunos sí escuchamos al mar y sus cantos... (Como tú, querida amiga)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Es una virtud que pocos tienen ante lo que sugiere la belleza de todo lo creado. Esa amada naturaleza que necesita de nosotros para ofrecer la imagen de Dios en ella, incluidos quienes por su gracia tenemos seis sentidos para sentirnos parte de ese Todo. Gracias Poeta Amigo.

    ResponderEliminar
  3. Qué hermoso poema, Elisa! Me contagias poesía. Te felicito siempre que te leo. Besos, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Julie, sabemos que es así como el corazón nos insta a sentir y con salud, expresar sentimientos que son genuinos. Un abrazo, Amiga Poetisa.

      Eliminar

Gracias por tu visita.
Cualquier comentario que hagas aquí, se valora y ayuda a mejorar el contenido del blog, sobre todo al buen uso de la Lengua.
Puedes escribir a mi correo personal: auslava@yahoo.es