SEGUIDORES, ¡Gracias por dejarme vuestro presente.

lunes, 29 de junio de 2009

Me importa (Pensamientos de una ingenua ranita)





Airosa y segura de sí misma, la luna, la orgullosa Selene se despide de la Rana Azul entre hilachas de nubes anaranjadas. Venus cierra los ojos enseñando sus largas pestañas y un susurro de luceros canta una nana. La rana se queda pensativa entre sus nenúfares y pensamientos que croan en su interior. Todos le hablan:

…-Me importa como se desgrana el maíz y como se siega el trigo.
Ambos son compartibles y deliciosos.
¿Sabes? Aquí sigo mirándome desde dentro y no consigo verme de otra forma mejor. Los poetas aficionados y los de verdad están locos. Por eso me gusta estar dentro de mí porque es la única forma de tenerte y ser una. ¡Ya es bastante grande la tipa de la vóbeda celeste como para abrazarla, pero le gusta que la quieran esta partida de imcomprendidos!

Tendida estoy al aire de mis ideas pero ellas... ¡me duelen más que el cuerpo!
Golpea y golpea el viento de un otoño terminado sobre el grano que se seca al sol.




-Y Elisa escribe un poema:




Me importa


Me importa como se desgrana el maíz
y como se siega el trigo.
El pan del Sur y del Norte.
Riqueza y pobreza.

La línea del horizonte dividiendo la lejanía
en la distancia parece unirse el cielo
con la tierra o el mar.

Tendida estoy al aire de mis ideas,
duelen más que el cuerpo.
Golpea el viento de un otoño terminado
sobre el grano que se seca al sol.

Sigo sintiendo turbia la existencia del mundo
y el alma ligera, sin su peso.

Hay un tiempo transparente, otro sin retorno,
sin misterio que acompañan las despedidas.
¿Nos hemos despedido?
-Todo depende del cielo-
Lloraré cuando me abraces
y permaneceré en silencio
ante te tu monserga iluminada.

Pero escucha:
Dejaré de ser como todo en cualquier instante,
pero seré tiempo de dolor en el inmenso océano
cuando te falte.

-Sólo una ola de mar necesitaré para saberme amada
y tienes el poder sobre las mareas. Te conozco-

Nosotros, los de las alas rotas,
los guardianes entusiastas del verbo,
los de la palabra cansada,
la verdadera o encriptada según conviene;
los de ambarinos soles con el amor a cuestas,
los de los dilemas y temores al hombro,
los raros, enamorados de las extrañas cosas
de los seres de brumas, los enfermos de amor;
los que pisamos arena candente
sin saber adonde vamos... y sí...
Los muertos de hambre de la poesía
derrochamos palabras sensibles,
-para los que nos juzgan-
por provocadores.
No tenemos alternativas
para la inspiración real y física
o espiritual y del alma.
Y siempre las dos cosas.

Llevo el Caribe dibujándome el rostro
a tu mar... lo dibujé con mis dedos.
¡No te olvido Agua!

Nos espera la isla del tiempo, resignación o temor;
mas seremos bandera azul en cualquier playa.




¡Vosotros, los que desgranáis los frutos,
los que no se dejan en el silo, los que se llevan encima;
los que lloran ante la llenura de sentir verdadera hambre de pan!
Los que dejan las gavillas perdidas sin recogerlas…
Los que no nos llevaremos nada, los que cavamos la fosa
con palabras prohibidas, sólo huimos del dolor de la Vida,
nos espera el mejor sentimiento en alguna parte
¡Duele la crueldad del mundo, sus injustas palabras!
Es hora de hacer historia, abrazar la misericordia Divina,
nada acá se nos ha perdido aunque siempre fue importante.
¡Pero nos gustaba la vida y el amor para sentirnos vivos!

Otra vez será, nos importa ser así, no cambiaremos.
¿Qué pecado o falta hemos cometido los que escribimos?
¡Cuando sólo damos amor y hablamos de amor!
-Le llaman envenenar, agredir, engañar, mentir, más...-

Recordad:
Nos importa como se desgrana el maíz y como siega el trigo.
Si se madura el alma duele su verde vestidura.
¿Qué hacer con lo que nos queda?

*
alattkeva-Jul/09

(La Rana azul sigue pensando y coincide en muchas cosas.)


...-Sigo sintiendo turbia la existencia del mundo que aún desconozco…
Cosas del mundo físico que no me gustan, pero el alma me dice que son necesarias, que sin ellas no aprendería.
(¡Luna, porque tuviste que ser humana, he enfermado y creo que es de amor!)
Aunque no lo creas desconocía esa faceta tuya, De tus agujeros de queso dejaste que salieran palabras y, aún sigo creyendo que no eras tú quien a mí se dirigía de esa manera tan absurda. La lejanía que nos separa del verdadero entendimiento es la culpable, deberías haber aprendido de mis poemas, de todos los que te he dedicado.

Sin embargo, ya ves, entiendo a Dios y cómo Él se manifiesta así en los seres humanos que amamos, sobre todo cuando nos hacen un bien para aprender algo más de la Vida. Las palabras son como dagas. Sabemos del alma y por qué las pronuncia, sabemos para qué necesitan ser duras. Pero no entiendo por qué, si lo sabemos, damos paso a que nos las digan sabiendo lo que estaba mal decir o hacer en cada momento. Como si una fuerza poderosa nos arrastras a hacer ciertas cosas, convirtiéndonos en auténticos embéciles. ¿Por qué desobedecemos al sentido común? Es como si ya estuviese todo preparado de antemano por Él mismo, -¡quién si no?- para saber cómo respondemos al dolor que nos inflige, para que nos detengamos a pensar, para abrir los sentidos y observar lo que en principio no percibimos, por estar pendientes de las cosas del mundo o, acaso, para saber si realmente sostenemos esos sentimientos que decimos tener y aceptar que para nada se han cambiado, que son mucho más fuertes, pero eso sí tendremos que aceptar igualmente que ya no es lo mismo que en el antes.


Dependemos de su prueba y ni siquiera nos damos cuenta cuando lo hace, por estar acelerados. Hasta que nuestros actos no hacen frenar y abrir los ojos ante los fallos. Entonces nos damos cuenta de qué forma el espíritu del mal en ocasiones triunfa; comprendiendo así, en esa dualidad que se presenta de qué forma se nos prueba, cuál es la calidad de los sentimientos que albergamos y, esos valores necesarios que nunca debemos olvidar aunque los supiésemos de antemano. ¡Y de qué forma nos machacan! ¿Qué pudo pasar - nos preguntamos sin poder hacer nada por arreglarlo- y sabemos que fue el miedo. (El amor cegaba, el dolor redime)

Es una lección muy dolorosa y enfermamos, cómo hablar de lo que nos pasa y por qué nos ha sucedido, si es el sistema de adaptación a la realidad física lo que nos hace aprender, aún siendo mayores en edad. Indudablemente que algo nos faltaba cuando esto nos hace entender de otra forma la vida propia, la que falta por vivirse. Podríamos cambiar la historia de nuestras vidas pero no queremos la facilidad con la que se presentan las cosas. ¿Qué nos lleva a convertirnos en algo desagradable cuando no lo deseábamos? Debe haber una razón importante para que lo bello y hermoso se cambie en un momento dado, sufriendo por ello ante una situación con diferente resultado. Dejamos de ser. Porque, lo que queríamos evitar no se evita, sigue igual y aún mucho más hermoso y necesario pero hay algo que se retira y ya no espera, ya talvez ni le importe la siembra, el trigo o el maíz, el alma de las cosas.

Lo negativo, la fuerza de lo que desconocemos, también forma parte de una alternativa. Persuadidos por la idea de creer que si somos diferentes podemos hacer daño a otros, cuando en realidad lo hacemos a ambas partes. Temor o terror a un cambio es lo que altera, nos hace olvidar advertencias importantes, cuando realmente es el alma la que siente y creímos que era el cuerpo. Este era secundario.
Luna: Lamento, sí, lamento ser una inmadura e ingenua, una perfecta cándida. Pero no me pesa al tener un 'alma infantil' según se dé en ciertas cosas de la existencia. Si en verdad me enfrento al Padre.

Soy alma que te mira de otra forma diferente como si no fueses humana, siempre fue así. Me sentía liberada del mundo y más ligera, sin pecado cuando quise en mi sueño tocarte; en mi pecho cabías toda tú, así de inmensa; porque siempre has iluminado' mi charca' de sentimientos superiores, regalándome bellos poemas y ensoñaciones donde flotan felizmente mis ideas, por eso te quiero mi querida luminaria.

Pienso que hay un tiempo transparente para darse y otro sin retorno que sólo es del recuerdo. ¿Lo crees así? Yo, sí lo presiento y lo creo, pertenece a los deseos, a las opciones y al temor de enfrentarse a los ojos del alma, a los ojos que nos observan, a los amados, pero desde este mundo donde vivimos. No lo sé si te pasa lo mismo como hija de este universo, pero siempre miro el cielo con ojos de madre o de hija. Y, cuando se me siente acá en mi diario vivir en este mar de pensamientos, donde son demasiadas las cosas que me acompañan, te leo dentro de mí y muchas de ellas son exactamente las mismas con otro enfoque.

No hay misterio que acompañe la despedida de este hoy mío frente al mundo o, el mañana que está por suceder. Cualquiera puede ser pero ya sabes que lo hice antes por si falto físicamente, quiero que sepas que me despedí en este antes. Porque cuando llegamos a la Vida ya vamos de paso, sólo de paso y de vuelta cada día al salir el soly el ocaso es como parte de una despedida celular, donde envejecemos; debemos ser conscientes del aire que respiramos, que se nos presta generosamente, porque en cualquier instante dejaremos de sentir necesidad de hacerlo....¿Por qué odiar, por qué mentir, por qué hacer daño, por qué pensar que nos lo hacen... ¡Yo no podría hacer tal cosa! ¿Qué sentido tiene a estas alturas dañar lo que amo, aunque me destruyera?
Alguna vez no quise morir... ¡Me faltaste luna y quise morir! Muchas veces he querido morir, desaparecer, acabar de una vez, porque desde que fui consciente del mundo, desde que perdí mi niñez no me me gustaba el mundo, pero aprendí a aceptarlo y aún me duele. (Tú eras lo mejor que he tenido). En tu lejanía llenabas mi mundo de lo que no tenía y me consentiste todo.... ¡No entiendo por qué tengo que dejar de ser aire!

Aunque un día dejaremos de ser este algo físico como todos, no estaremos y... ¡qué alegría volver al Todo! Ya estoy preparada desde un ayer de alegrías y felicidad para alejarme del mundo vaporizada, en humo o mezclada en el mar como ceniza. Por eso he besado el rostro de la bella Selene, supe que me amaba. ¡Aunque diga que no! Aún guardo su mirada en mi retina, un instante de ambarinos soles para mi ocaso, me revelaron la dicha de haber llegado de nuevo a La Estación "Mañana", pisando el lugar por donde pasa su reflejo por mi charca.


Hay siempre de un tiempo de retozo, otro de dolor en el inmenso océano.
Me has hecho dolerme y aún mi cuerpo no responde al infinito bien de sentir plenamente con vida para sonreír, como en el ayer inocente y feliz, como en ese antes de abrazarte y acariciarte. Hoy, la tristeza me acompaña. Desnuda de alma siempre espero y esperaré porque la eternidad y el mismo amor nos pertenece. Es como la piedra que se avejenta guardada por el musgo, cubriéndola de besos verdes donde las ranas azules se esconden. Mi riqueza y ostentación eres tú, como tus viejos muebles, mármoles y recuerdos caros que adornan las vitrinas de tu yo más íntimo, tú eres ese algo especial que dejé hace más de medio siglo en mi corazón. Allí permanecía y sé que sigue, cuando deje de ser, será.

...

Los anales de la vida están en las entrañas sumergidos en el agua que nos contiene. Ese lugar persiste en la visión que me trajo. Es perenne. Y para que no se te olvide, la fidelidad no es acoso, ¡es Amor! Nadie se encuentra así por casualidad. Y el único beso que te pedí era un sello, un pacto, un roce del cielo. Es como la mirada de El Mago Eterno. Hay distancias que son siempre del dentro, por eso se sienten lejanas. -Sólo una ola necesita del mar para saberse inmensa y calmarse, ella sabe cómo va lamiendo su playa, y todas unas a otras se suceden, al final es todo el mar que acaricia la tierra que lo contiene. ¡Sanamente le envidio, es un hermoso misterio ese amor del mar por cada lugar en que rodea la tierra!

...

Por eso, nosotros, los de las alas rotas, los que amamos la poesía y la palabra escrita, los que depuramos los pensamientos para pulirlos en la mente, los guardianes entusiastas del verbo, los de tantas ideas en las palabras cansadas; la verdadera o encriptada, la adivinada y no, la bella y sugestiva, la hechicera… según nos conviene en este maravilloso juego de la escritura. Nosotros, los que llevamos a cuestas los dilemas junto a los temores y nos pesan sobre los hombros, tantos pensamientos con su carga, pisamos arena candente. Y, yo, llevo el Caribe dibujándome el rostro, tú, el mar de tu bahía; nos espera la isla del tiempo, resignación o temor, pero nos sentimos bandera azul en una sola playa, cuando son dos almas las que habitan la misma isla de su cielo.


Vosotros, los que desgranáis los frutos, los que los dejáis en el silo para cualquier mañana del mundo, pensad que no, que sólo es una utopía, un sueño, ilusión; los que lloran ante la llenura de sentir verdadera hambre y tenéis el pan en vuestras manos en esta otra llanura. Los que nos dejamos las gavillas perdidas sin recogerlas… Los que no nos llevaremos nada en los bolsillos y mucho en el corazón, los que cavamos la fosa con palabras prohibidas, las que pertenecen al mundo, las de los deseos; sólo huimos del dolor de la Vida, nos espera un mejor sentimiento en alguna parte que no nos haga más sufrir… ¿Por qué tenemos que sufrir por Amor, si el es del mundo? Allá donde iremos no los necesitamos porque es el lugar donde sobra y nadie lo rechaza o nos rechaza. Es la piel del alma.

Es hora de hacer historia preparándose, abrazar la misericordia Divina, nada acá se nos ha perdido cuando no nos aman; ¿por qué siempre andamos buscando? Aunque siempre fue importante sentir que amábamos y así éramos felices... -¿Lo éramos?- Nos gustaba la vida, no razonábamos el sentimiento, porque si lo hacíamos, moríamos; sólo queríamos sentirnos vivos amando, es en la acción física que se siente la vida. -Dime: ¿Hemos muerto por falta de amor? ¡No!

¿Se olvidan los que nos hacen daño, aquellos quienes nos niegan el sentimiento?-¿Sabrán ellos quiénes sí son sus verdaderos enemigos, su peligro y dolor? ¡Por qué tuve que dolerme por amar, mas no dejaré de hacerlo aunque me lo hayan prohibido! -Tengo que llorar, es mi consuelo, sigue sin gustarme el mundo tal como está organizado, aunque la vida es bella.-
¿Sabes?
Me importa como se desgrana el maíz y como se siega el trigo, lo que limita la cosecha frente a un mismo ocaso sabiendo que el hermano sol es el mismo, que hace que todos los frutos en este abajo maduren. Maduren, ¡escúchame y recuerda quién lo dijo!

Tampoco olvides que sólo una ola necesita del mar para saberse inmensa y calmarse, lamiendo su playa y que, una a una, todas, harán todos los días y noches lo mismo. ¡Dios, si yo soy la playa y tú el mar... ¡Oh, cuántas caricias nos hemos dado y nos daremos! No es fácil prescindir de dos elementos tan importantes….

La Rana Azul ha dejado de pensar y se queda dormida sobre una inmensa hoja que se mece al compás de la brisa. La luna gime al verla y la besa con un rayo de luz. Tiemblan los lotos sobre la charca.

Dice el poeta cubano, Luis Beltrán Mago:

"
VI

Cuando miré mi sombra
en el espejo,
ya la tarde rondaba
mis espaldas.
La luz se había roto
entre la lluvia.
El agua regresaba
desde la vieja casa
de las nubes
para habitar el suelo
de mis días,
el espacio de siempre.

Cuando miré mis manos
en el río
la lluvia colgaba en mis pestañs
viviendo entre mis ojos.

(Del libro Del agua y de la lluvia. 1998)



Yo te digo:

Eres mi Maestra, Luna;
de ti he aprendido,
no importa que me cuelgue de tu luz,
que llore esta lejanía; que no pueda tocarte
cuando te contemplo en mi charca,
pero he bebido de tus pestañas...luz.
Lágrimas de dicha, la irrepetible suerte de quererte
sabiéndote mía entre mis labios
¡Siendo palabra!

Evidencia inconfundible
que no era ni será sueño, ni vacío.
Eras resplandor de mi universo.
¡Lo eres!
Aún el ave de sueños palpita en el pecho enamorada.
Y es tu canto tristeza que me duele
y es el mío alegría que nos falta.

Me extasío entre sombras de recuerdos.
Sabes de mi verso delicado y voluptuoso
que sólo sabe del alma cuando marche;
ella no necesita del mundo,
pero aún sabe y sabrá cantarte el de su sangre.
Fogatas de desvelo presiento en los adentros
de luces que no apagan por el cuerpo,
porque la vida se hace sombra y calla en el silencio.
Pero los besos son del aire y se respira.


*A. Elisa Lattke V.

junio 29 de 2009




***http://www.blogger.com/video-play.mp4?contentId=a342dbf4fddde393&type=video%2Fmp4

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu visita.
Cualquier comentario que hagas aquí, se valora y ayuda a mejorar el contenido del blog, sobre todo al buen uso de la Lengua.
Puedes escribir a mi correo personal: auslava@yahoo.es