SEGUIDORES, ¡Gracias por dejarme vuestro presente.

sábado, 27 de marzo de 2010

Como el junco


Me siento como el junco florecido
erguido en el tallo en su desdicha,
en la charca de la rana que le croa
a su luna reflejada que se riza.
Con el viento invernal que le doblega
es el junco aguantando fuerte brisa;
y piedras de rocallas se le abrazan
abrigando su amor a su baliza. 


La vida es como junco florecido
naciendo en las orillas que le crían,
por las aguas amantes de las ranas,
que se mecen en ellos y suspiran.
Ellas aman el lecho de los ríos,
ellas sienten los sueños que caminan,
ellas sabes de piedras saturninas
con azules de amor cuando las miran.


Me siento como el junco florecido
doblegado por fin en su corriente,
con la brisa que llega del poniente…
sin cálida alborada que le anima.
El junco cimbreante también ama
a las aguas de arroyo cantarinas,
que humectan felices las agüeras 

por los surcos besándolas, las miman. 


Las ranas que lo saben sólo croan
para alegrar el bosque con amores,
porque saben que en ellos hay un alma
que espera primaveras sin dolores. 

Me siento como el junco florecido
esperando caricias de los cielos,
de los rayos de luna y su consuelo
y poema abrazando mis anhelos.


Elisa Lattke
2-09

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu visita.
Cualquier comentario que hagas aquí, se valora y ayuda a mejorar el contenido del blog, sobre todo al buen uso de la Lengua.
Puedes escribir a mi correo personal: auslava@yahoo.es