SEGUIDORES, ¡Gracias por dejarme vuestro presente.

sábado, 27 de marzo de 2010

Réplica de mí misma


*
  Mi
plegaria
es réplica
de mí misma.
Tú, lo eres todo,
mi clara esencia
que conjuga silencios,
voz de elocuencia clara
para mis cantos más graves.
Lo eres todo para mis pasos
inseguros, dispersos e incompletos,
sin asiento; desandando lo andado.
Lisura y desatino jugando con el verso,
letargo solitario de mi nada que se escapa
y camina por la única avenida de los sueños.
¿Te has fijado cómo juegan las hojas con el viento?
Las arrastra y, juguetonas ellas, ociosas, no lo esquivan,
se llenan de palabras, pletóricas se quedan como alfombra.
¿Sabes? Necesito caminar, pisarlas, sentir cómo crujen mis ideas,
oír mis pisadas en su queja de amor donde lloran todas mis palabras.
Y velo por cada otoño que termina y se los lleva poco a poco el tiempo,
con esta "pobre imaginación" que vierto sin freno y me desangra.
Inútiles runas que pesan para morir sin alma como hoja al viento.
Me he hecho remanso melifluo, inconforme e indescifrable.
Ave avizora que anidó el árbol hueco donde perdí mi alma.
Vamos a caminar y no por lo imaginado y prohibido,
porque somos más que un sueño, tú y yo;
más que brisa de mar que soñolienta
deja su sal en la promesa rota
que callaron tus labios...
o talvez fueron los míos.
Y me voy yendo de vacío
por el mismo camino
con media lámpara,
cansada de soñar
me vuelvo sola.
Sin llamadas
sin mi todo.
Y como dos
plegarias
y una sola
esencia
de amor.
Únicas
almas
somos
de un
Dios
terco
como
dos
gotas
...
Tú sin
mí y
yo,
sin
ti.
*

 Elisa Lattke
 2006

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu visita.
Cualquier comentario que hagas aquí, se valora y ayuda a mejorar el contenido del blog, sobre todo al buen uso de la Lengua.
Puedes escribir a mi correo personal: auslava@yahoo.es