SEGUIDORES, ¡Gracias por dejarme vuestro presente.

jueves, 6 de mayo de 2010

Con inefable acento


Somos de palabras como llamaradas
la voz de la sangre que en eco repite;
somos dos luceros ardiendo en su pecho
brillantes diamantes de luz que le irise.


Enciende la vida en voces flamígeras
hiriendo al Cordero, le derrama sal;
y su lábaro vence al filo de espadas
en púrpura rosa de anhelo lustral.


Con mi canto a solas yo surco sus mares,
misión en las olas, lo mece el azar;
me sacuden vientos historias de lluvia 
de polvo de estrellas y aromas de azahar.


¡La cruz, lo divino, la esclava, el martirio,
la lumbre en las manos, el lirio elegido,
su voz que agiganta allí en mi garganta
y el surco florece, tal vez sin olvido!


Y por estas sienes de amados parajes
mi antorcha es esclava de llama votiva;
suelto mis ideas, blandidas en sables
y, abrazando un ángel, soy su luz cautiva.


Elisa

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu visita.
Cualquier comentario que hagas aquí, se valora y ayuda a mejorar el contenido del blog, sobre todo al buen uso de la Lengua.
Puedes escribir a mi correo personal: auslava@yahoo.es