SEGUIDORES, ¡Gracias por dejarme vuestro presente.

sábado, 20 de noviembre de 2010

El dulzor de la ternura

Tentóme el labio de un perfil divino
mirada altiva en ojos como el ámbar.
Amé su luz brillante de mis noches,
testigas fueron, nidos de miradas.
Y de mis tiernos besos, sorprendidos,
que se ocuparon de su noble cara.
Fueron mi estancia de febriles juegos
y del silencio, su pupila sacra.

¡Amóse un cielo y revivieron almas!

Elisa

***


Dame tú la vida y gozo
avecilla de alegría,
apurando cada día
de la vida en un retozo.

Este canto de alborozo
cuando el sol sale y saluda,
que no te quepa la duda
el fulgor de mi alumbrado
cuando cruzan por el vado,
si sé lo mucho que ayuda.

***

En el dulzor de ternura
del oro  de tu tesoro,
soy regalo en este coro
con el verso de lisura.

Y te lo doy por ventura
como si fuese una fiesta,
siendo palabra modesta
en la estrofa que se afirma
cuando le pongo mi firma,
a décimas sin orquesta.

Elisa
(De: El dulzor de la Ternura)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu visita.
Cualquier comentario que hagas aquí, se valora y ayuda a mejorar el contenido del blog, sobre todo al buen uso de la Lengua.
Puedes escribir a mi correo personal: auslava@yahoo.es