SEGUIDORES, ¡Gracias por dejarme vuestro presente.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

¡Mi nave!

Ya sé que esta cabeza mía
ha perdido su Norte... por momentos...
Que por otra necesidad temo no encontrarla.
Ya sé que aún  ando erguida y orgullosa
de saberme en el tronco no vencida,
pero asida a mi vela cuando se alza.
Y, a falta de algún faro que se apaga...
se ilumina mi luz interior, la de una rosa.
Me ofrece en la batalla sus ventajas,
se es miembro de otro tiempo sin medida,
se es dueño del sitio en la trinchera
¡disparando a discreción hasta a las ratas!


Sé que la vida comprende lo inevitable,
pero también nos regala alguna dádiva.
Se conoce el móvil, la intuición confirma
la brisa ayuda y en rumbo va la barca
y, aunque duela en la vertiente pedregosa
perder el control y hacerse con la amarra,
nos queda el firme pulso que rodea la nave
con base de los palos que la abrazan.
Mi tiempo, es lo único que no me descalabra.
El trinquete firme y en tormenta, avanza.


Elisa

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu visita.
Cualquier comentario que hagas aquí, se valora y ayuda a mejorar el contenido del blog, sobre todo al buen uso de la Lengua.
Puedes escribir a mi correo personal: auslava@yahoo.es