SEGUIDORES, ¡Gracias por dejarme vuestro presente.

jueves, 10 de febrero de 2011

... A ti, Amor:



Sabes que hoy he estado aquí, lo sabes Amor, y por eso conoces que cuando te escribo mis lágrimas también te contarían otras cosas. Que asistes a esa doble lectura de los pensamientos que me invaden en este hoy mío donde me han roto la seguridad. Que en mi hechura de serena placidez me tengo en tu fuerza; que si me dices 'te amo' es cuando existo. Pero sé que eso ya nunca más pasará porque  te ha condicionado el temor de ser agredido nuevamente, con hechos o con palabras. Por eso hoy hago rizos con mi adusta realidad y me hallo mejor en una idea despeinada por esta loca cabeza mía, donde se trenza el disparate del humor o la belleza en un poema; que con todo eso que pienso, digo o medito no voy a ninguna parte y que, con lo uno u lo otro, porque en esto no soy más que de lo que doy o soy y así ha de ser, porque hace mucho volvió mi vida a este mundo en más disfraces para la escena, sólo con el propósito de hacerme sentir que pasaría por ella y por 'sus aulas'; que tendría más profesores para enseñarme de lo que me pude figurar, pero todos lo somos para otros por lo que estamos seguros de dar; porque para sentirte en la firmeza de saber que sí eras lo que se esperaba, dándome por enseñada sólo contigo porque así te reconocería, aunque no todo lo hecho lo he pulido mejor pero sí he sacado en claro algunas cosas; aunque sé que puedo mejorar más si me lo propongo pues comprendo que no estoy totalmente terminada para ti. ¡Pero no dejas de sorprenderme tu estilo!

 ¡Y cuánto dolor da la transparencia de mis silbos o la inventada melodía que se dispara desde mi interior para hacerte feliz, y tú sigues allí haciendo todo lo contrario para amarte más, siendo cruel e irónico al despreciar la suerte de sentirte seguro por amado! Callas en el temor de ser descubierto por la inocente soledad que se hace flor en tu sangre.

 Por eso te pido humildemente que no me quites el calor de tu sonrisa para la fragua de mis pensamientos. Porque  poco a poco veo que la usura se encona y el rigor de tus desaciertos marcan mis años, ¡no los míos cuando me he dado toda! Que el rumbo de las palabras adecuadas sean lo que corone mi gloria de sentirme viva en este mundo sólo por ti, porque con amor y para el se vive aunque sigas haciendo mucho daño. Porque el lenguaje del sentimiento es uno y la palabra también siente el labio que te besa y es de los sentidos; estremece hasta el mismo sexo en la alegría de sentirse en la Lengua que toca por ser respetuosa y la adecuada ésta con la que escribo.


Sabes, Amor, me voy yendo del mundo y lo hago feliz si tú estas conmigo.


Elisa
Enero/11

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu visita.
Cualquier comentario que hagas aquí, se valora y ayuda a mejorar el contenido del blog, sobre todo al buen uso de la Lengua.
Puedes escribir a mi correo personal: auslava@yahoo.es