SEGUIDORES, ¡Gracias por dejarme vuestro presente.

jueves, 10 de febrero de 2011

La Piñata


Oye tú...
Para algunos seres hay como una euforia desbordada cuando se sienten 'piñata' a punto de romperse, no?
  
Pero...
 -¡Me doy cuenta que para crecer no hay como que te arreen a tiempo con un palo o un buen guantazo! Porque el relleno que llevamos de ideas, puede recibir su buen golpe cualquier día menos pensado y convertirnos en eso que dices...

 ¿Pero, qué digo?
¡Mira, a ciertos años no..., ¡no por favor, que no estoy para ver a otros como algunos juegan a  "la gallinita ciega", no abriendo los ojos a tiempo!

¡Ja, eres tonta! 
No ves, por eso se llama 'ciega'. ¡No te digo suerte quien da con un maldito canalla! Mujer, eres una ilusa, además no siempre es una gallina en el juego del que te hablo, puedes ser 'un pardillo' o tórtola volandera con ganas de marcha y descuidada, siempre halla su gavilán al acecho... Los hay maestrillos de baja estola y de alta escuela que conquistan a niñas poco vigiladas.

Oye:
 -¡Las piñatas suelen ser de barro cocido y muy frágiles pero estás hablándome de niñas!

¡Sí!
Pues son comparables para que al menor golpe dejen de ser y ver lo que esconden en sus interior, no precisamente sus entresijos pues al ser rebeldes son como cabezas huecas pero con un buen relleno y no aparente, lo que persiguen los depredadores de dos patas porque las necesitan jovencitas, barro poco cocido, ya me entiendes, así se dejan convencer, engañar; les meten muchas majaderías para que pesen más a la hora de romperse... -¿lo vas entendiendo...?-  Como apenas han tenido cocción por no cocer al horno vigiladas, que es lo mismo que no madurar a tiempo y vivir la vida, no resisten muchos `meneos' y por eso se van cascando, se las prepara así y 'su hábil artesano' que dice saberlo todo, tiene mucha paciencia para darse cuenta lo que con ello gana como experto, según de qué las rellene es el resultado para que no se rompan antes de tiempo... Unas veces las cargan de ilusiones y promesas y otras de ira y de patadas, así 'su duración' depende de la diversión del juego, es su negocio y no es bueno que se le acabe tan pronto y antes de tiempo, a veces les dura décadas hasta que se las cargan del todo...
¡Vamos!, que no se quedan sin negocio pues consiguen vender máscaras de quita y pon, igualmente de arcillas para el carnaval de su vida, siempre cae  otra  'piñata' por ahí...

Y... 
- Con respecto a las de barro pues es lo mismo, mujer, son como las tórtolas del cazador o, conejas o liebres, porque el invento puede tener todo tipo de formas aunque se llame "Piñata" hay fiestas de tiro al blanco..., pues son de consistencia frágil, ya digo, fácil de romper según el manejo que se les da.

¡Jo! ...Me asustas!

 ¡Venga, mujer, no es para tanto!
-Y en el caso de las tórtolas o 'pardillas' se dan cuenta si los padres vigilan a su pollita ensayando vuelos, y es allí donde saben cómo caerles encima en un descuido,  las van adiestrando y... ¡zas y al pico! o, con 'el pico' se las conquistan, son expertos maestrillos. Ten en cuenta que estos gavilanes son mayores y vienen siempre de probar carnes duras, como ya les falla 'el pico' en las conquistas por embusteros, porque, ¡eso sí han ensayado con muchas 'pájaras' que no les aguantan!, van a por las aves tiernas y fáciles poco tocadas porque el morbo les pone; si es que tienen los pajarracos vividores hasta suerte  aunque a estas alturas ya no hay tontas para estas fechas del s. XXI, ¡quedan menos pendejas eso sí!, ninguna se deja engañar por nada  que no esté firmado en vicaría, juzgado y si no en el de Guardia civil o en el Juzgado de Guardia por si se pasan, que también ¡las hay que pa' qué te cuento!
Pero estos que digo son del siglo pasado y negros de condición, no las dejan a sol ni a sombra cuando las han amansado jovencitas, hasta llevárselas a su nido; ellas no quieren pero al final caen como toda piñata con premio, aunque den ellos palos de ciego a diestro o siniestro... ¡la arrean de lo lindo y las rompen del todo dejándolas las ideas desparramadas, ni modos de centrarse porque no tienen aliento ni de recogerlas! Luego hacen un pacto de silencio para que no hablen y son ellas las pobres las que más pierden.

Me confundes...
¿Pero qué tienen que ver las tórtolas con lo que hablamos?... ¡Jajaja!

¡Escucha, incrédula!
-Caray cuánto sabes, te sigo una cosa, mira: lo tienes que ver para asumir, aguantar e intentar verlo como es, porque si no es así, la única forma que tienes de acabar con el problema es darle una perdigonada en el trasero al ave depredadora, porque no sólo se carga la psiquis de su presa, ¡es que mantiene a toda la 'fauna' en tensión!

También  te sigo y opino que:
-Todo el esfuerzo empleado por conseguir lo que se tiene, el de unos padres y la ilusión que llevan por sus polluelas, digo, hijos, el tiempo de su trabajo empleado en ellos hasta lograr lo que se va al carajo, ¡es para acabar con la bandada de cuclillos cobardes y miserables que acaban con su nido! ¡Es como si todo fuese una gran piñata de barro dispuesta para una fiesta, una mera fachada llena de adornos por fuera pero eso sí a punto de que salte hecha pedazos de un golpe certero!...


¡Así es, mi querida amiga, lo vas entendiendo!
Verás: ¿No será que hasta los gavilanes, aves depredadoras, se operan los ojos para vigilar mejor a sus presas? Es que sé de una que se puso lentillas para ver mejor... ¡Y no te quiero  contar lo que vio en el espejo... del agua... mientras volaba, con los lentes intraoculares de los que se sentía orgulloso! ¡Y algunos aprenden hasta informática y se hacen del Faceboock, el Twitter y no te digo más...!

¡Ah, ya te entiendo! 
-¡Por esto, algunas pichonas que van de listas son comparables al juego de la "piñata" porque quien les arrea con el palo o la 'mojada', que esa es otra, ya que no paran de atormentar a las avecillas por uno o tres cantos que les ofrecen, una felípica o les sueltan su oratoria de  demagogos, lo hacen aposta aunque vaya siempre con los ojos vendados o sin vendas, pero lo de operarse es otra cosa, no te voy a decir si de algo sirve para ver mejor, eso me han contado porque  cambian de loock ya que en el monte  se camuflan 'los gavilanes'!

¡Vaya!
 ¡No te digo suerte...! Pero..., ¿no será mejor asumir que se ha sido piñata por años de silencio tentando al del palo o al de la lengua, que es aún peor, consintiendo que el imbécil... 'gavilán' se te coma las alas de la imprevisora tórtola y lo acostumbre a 'esperar premios', y se le permita picotear y desgarrar el relleno para recibirlos, dejando que le dieran antes ciertas sacudidas para 'soltar el contenido', ¿sin que importara a la bruta de vez en cuando, el mismo tratamiento? Pues es mejor tener derecho a dar un buen porrazo y así no sufrir tanto. ¡Pues si que tiene gracia convertirse en piñata,vaya historia la tuya!

Pues...
-¡Tú lo has dicho, éso!

Y...
-¿Cómo se libera a la tórtola..., digo, la piñata?

¿Qué?
-¡Ah, depende de las alas, siempre crecen con los años y puede escapar si lo desea pero ellos 'atan cabos y sentencias pescuezos, ¡son terribles estos pajarracos! ...

¡Sí, pisch!
- ... Aunque sarna con gusto no pica, dicen, algunas avecillas les encanta que las sacudan. Bueno, sarna lo que se dice sarna, no; piojillo en todo caso con gust , no pica...

¡Jo!-
 ¿Es pasadizo?

...


¡Jajaja! - 
Yo de ti me fumigaba...


... 
¡Joder, pobre, pájara, digo, piñata!




Elisa Lattke
Enero2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu visita.
Cualquier comentario que hagas aquí, se valora y ayuda a mejorar el contenido del blog, sobre todo al buen uso de la Lengua.
Puedes escribir a mi correo personal: auslava@yahoo.es