SEGUIDORES, ¡Gracias por dejarme vuestro presente.

miércoles, 7 de marzo de 2012

Dos poemas viejos

Y siempre estás y estará esa parte  que no perturba la mente, que concede cuanto quieres en oración si es bueno, pues en la ciencia infusa existe Él. (alv)

Cita:
"Porque te tengo y no
porque te pienso
porque la noche está de ojos abiertos
porque la noche pasa y digo amor"

(Poeta: Mario Benedetti)



Latidos (2)


Me laten estos años de versos e intenciones
cansancio llevo en todos y ancianidad inmadura…
Presiento que hay un algo en mí, buscando un todo
e incertidumbres blancas coronan mis cabellos,
volcanes interiores de fuego aún durmiendo.

Me laten estos años que llevo sobre el hombro
y les siento en el brío sin el frío que no cala;
pero se impregnan de vida y me tirita el alma
sintiendo que me quieren para otro mañana.

Dejándoles desnudos se van por los renglones
con sus vergüenzas todas se enseñan a la vida;
alguno más esquivo se esconde por mi pecho
se abraza a triste músculo abriendo alguna herida.

Me veo en los cedazos de miles de albedríos…
Me veo en ‘los armarios’ saliendo con ‘mi pluma’;
recogida ante un altar haciendo mi plegaria
y me siento como ‘rana’ croando en mi laguna.

¡De todos modos, que importa ser un poco en todo!
Mi ambigüedad sincera, un universo en guerra
o loca rebeldía mirándose en espejos,
no siendo de complejos... ¡Poniendo yo mis reglas!

Echándome por hombros algún viento contrario
y, en contra de mareas me siento levitando;
vivir me queda menos, soñar me falta mucho…
Llorar, lo estoy haciendo, ¡si amamos hace daño!

Pero lo que más me gusta de esto, haciendo versos,
es que me siento inmadura jugando en todos ellos,
como si fuese siempre de aire, ¡un ser sin carne y hueso
...pasando ante tus ojos balsámicos destellos!


Elisa
Dic, 27-09


Regreso a sí mismo...
Jue, Mar 26, 2009

Conozco ese temblor de las estrellas,
también sé de inquietudes de huracanes;
y cómo se desdoblan los poetas
y se sienten del verso los sultanes.

Conozco ese temblor de las palabras,
su murmullo cambiante de los ritmos;
y los esbeltos lirios perfumados
creciendo bajo sombra de los tilos.

Sé a mis años dónde van los soplos...
de esporas agitadas por el viento;
el lastre sacudido de las almas
que quieren florecer en cada beso.

Y cuando el ansia invade y no se afloja,
nos abrasa la llama que nos vence
iluminando sombra que se encierra
a meditar la luz de su presente.


A. Elisa Lattke V.09

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu visita.
Cualquier comentario que hagas aquí, se valora y ayuda a mejorar el contenido del blog, sobre todo al buen uso de la Lengua.
Puedes escribir a mi correo personal: auslava@yahoo.es