SEGUIDORES, ¡Gracias por dejarme vuestro presente.

miércoles, 17 de octubre de 2012

Sin excesos


Mujer de otoño: Sólo eres una vez en el cuerpo para sustento del alma. 
No dejes que el tiempo marchite tus pensamientos sin vuelos de aves;
no dejes que ellos se amontonen al pie del tu presente, el árbol erguido
al sol de los días. El invierno sólo es un paso hacia el deshielo. ¡Vive! (alattkeva) 


Los vídeos subidos de Youtube, tienen su permiso.


Hay un suave deleite 
marcando las estrofas, 
devengando entre fragores 
su mar interior del que desborda 
y se hace deseo. 
Es el soneto de carne de palabra 
cauta en su latido, 
segura en intenciones 
de un reclamo sensato 
pero guarda fronteras 
de lluvia que deliran, 
golpean delicadas; 
estableciendo su límite silábico 
sin romper los moldes de su cuerpo 
e internándose en su todo. 

La mujer, 
se hace soneto, 
lo precisa. Habla. 
... 
La métrica esconde su medida 
en su delicada manifestación del ser que la requiere 
y expresa lo que siente para sí 
con si su poema en madurez expresiva 
se vistiera de gala y a al vez se desnudara en su verbo. 

Siendo del mundo 
y por el mundo 
su concilio. 
Es razón, 
equilibrio... 
y humana disciplina. 


Elisa

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu visita.
Cualquier comentario que hagas aquí, se valora y ayuda a mejorar el contenido del blog, sobre todo al buen uso de la Lengua.
Puedes escribir a mi correo personal: auslava@yahoo.es