SEGUIDORES, ¡Gracias por dejarme vuestro presente.

martes, 11 de diciembre de 2012

A la orilla...

Con el tiempo se acercan las palabras
llamadas en la brisa hacia su artesa
y en la charca de ranas se ilumina,
bello sol en las manos que desgranan.


Las ranas con templanza siempre saben
de la harina que amasa toda ciencia;
del aire que rehúsa levadura
bendiciendo semillas de abstinencia.
Cilicios por amor no son torpeza
si someten por fin a la soberbia;
pero sirven también a la cordura
impidiendo doblarse en su miseria.
A la orilla del alba se nos viste
esa pena tan amarga del invierno,
de nieve y hojarasca de lo triste
que dejara un otoño sin su terno.
La vejez le regala a todo hombre
pan ácimo de amor y más lo abrevia,
regalando a 'sus charcas' un reflejo
para un alma que alienta su conciencia.

Una rana Azul.

2 comentarios:

  1. Un lindo poema encerrado entre dos versos que son como dos lazos en los que va envuelto: "...Con el tiempo se acercan las palabras... para el alma que alienta la conciencia..."
    Felicidades y gracias por ofrecernos algo tan sincero Elisa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Los pasajes del alma son tan ciertos
    por desfilar el tiempo con ventajas,
    con las luces del alba y con su terno, van vistiendo a las horas con rebajas.

    gracias Rafa. Un beso buena migo.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita.
Cualquier comentario que hagas aquí, se valora y ayuda a mejorar el contenido del blog, sobre todo al buen uso de la Lengua.
Puedes escribir a mi correo personal: auslava@yahoo.es