SEGUIDORES, ¡Gracias por dejarme vuestro presente.

sábado, 23 de febrero de 2013

Como hijos de la Nada

"Donde hay fe hay amor, 
donde hay amor hay paz, 
donde hay paz esta Dios 
y donde está dios no falta nada. "
(Blanca Cotta)
*La imagen es de Internet.

Como hijos de la Nada algunos somos. 
Soy una más y no estoy por la labor
de ser de la opinión ajena, mero nombre.
Porque hay siempre un nuevo amanecer
para cada vida.
Por si a alguien se le ocurre cuestionar mi estancia
porque yo, sinceramente,
no voy matando el tiempo' con palabras.
-La vida es mucho más.
Se de 'la Nada' es ilusión permanente,
encandilamiento.
 Todo tiene nombre desde el principio
y final  de la vida,
¡si no es así no puedes reunir la ausencia en el asombro
cuando no se lleva en la mano un infinito!

-¿Qué haces con todo eso que no eres?
Sólo compareces ante tanta luminaria
si eres de la memoria noche eterna.
Somos del movimiento de los astros
en el cosmos individual que sostenemos.
Pensamientos sembrados por renglones
y como seres sin nombre conocido
de la masa,
y el mío uno más de lo mismo
en la humedad del invierno.

Por eso en medio de la luz falsa está la Nada
y puedo identificarme con ella.
Es la que encandila las razones por ser cuerpos
tangibles en la prueba...
Ella se disfraza de su alma 'virtual'
en cuanto toca.
Pervirtiendo la esencia, enajenando ideas,
derrochando consignas, deleitando los sentidos
pregonando razones para vendernos su alma,
robando lo mejor de quien es algo
y es de la hipócrita realidad
de lo que vende.

Nos quieren ver como polillas
alrededor de lo que nos atrae a todos. 
Nos tienen ya marcados.
Quien diga que no es así
es porque sabe para qué sirve
y evita que cunda el pánico;
o se confía por iluso.

¡Engañan estos sitios pensados para todos!
-¡Pensados para Nadie!
Y somos de la misma marea
 arenas de otros mares
revueltas para fines de todas las ideas.
Como hijos de la Nada -en estos casos-
nos distraen, nos roban los sueños
y la esencia;
el silbido de las aves
haciendo de nuestras palabras
un tumulto insensato de atropellos.
¡Despojan la natural luminiscencia!
...
Si se nos queman las alas despertamos dl lamento, 
surgimos de la fuente de los espejos
miramos a conciencia lo que somos 
sin olvidar el beso de los cisnes,
cómo dibujar un rostro con los dedos
a quien supo bendecir la vida con un beso, 
siendo dios en el rostro del Dios mismo
aprendiendo a conocer su tiempo de violetas.
¡Quien olvida sus raíces no supo del Árbol de la Vida!

Hoy me cargo un desvelo por los hombros
-¡pues tiene frío mi alma!-
Quiero ver enloquecer cualquier ocaso
llenarse de colores
y ver danzar mis duendes
jugar en los celajes,
esperando a la luna cuando salga.

Raíces de Ficus (Cartagene-Murcia)alattkeva
Australia Elisa Lattke Valencia.

1 comentario:

  1. Me identifico con lo que quiere decir la protagonista de tus versos Elisa.
    Un abrazo en la noche y feliz fin de semana querida amiga.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita.
Cualquier comentario que hagas aquí, se valora y ayuda a mejorar el contenido del blog, sobre todo al buen uso de la Lengua.
Puedes escribir a mi correo personal: auslava@yahoo.es